Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una anciana muere tras tardar más de dos horas la ambulancia

La mujer había tenido una subida de azúcar, por lo que calificaron la llamada como "no urgente"

Una ambulancia del SUMMA.
Una ambulancia del SUMMA.

Una anciana de 89 años de Valdemorillo falleció el pasado 12 de marzo tras tardar dos horas y 12 minutos en llegar una ambulancia para trasladarla al hospital de El Escorial. Cuando llegó el vehículo, la anciana ya había fallecido.

La acompañaba en el momento de los hechos su hijo José Luis Andrés, que, tras medirle el azúcar en sangre, que dio un nivel de 600, llamó al 112. "Me instruyeron para que le diera doce dosis de insulina rápida y, si a la hora no bajaba el nivel de azúcar de 300, volviera a llamar". A la hora, el azúcar superaba 300 y pidió una ambulancia, como le habían informado. El servicio de emergencia calificó la llamada como de no urgente, pues en ese momento no había peligro para la vida de la mujer, informan fuentes del SUMMA.

Pasó el tiempo y la mujer empezó a respirar con dificultad. Su hijo afirma que llamó varias veces quejándose por el tiempo de espera. "Me dijeron que no me pusiera nervioso", se duele. Los labios de la mujer se tornaron morados así que llamó de nuevo y pidió que le pusieran con un médico. "Me dijo que estuviera tranquilo que la ambulancia no tardaría", afirma Andrés. 

La primera llamada la realizó a las 13.53 horas y hasta las 16.09 no llegó la ambulancia. Cuando lo hizo, la mujer había ya fallecido. "Yo les recibí fuera de mí y llamaron a la policía. A mi madre la tiraron al suelo para intentar reanimarla pero certificaron su muerte poco después", se duele el hijo de la fallecida.