Isabella Rossellini, artista medioambiental

La actriz estrena ‘Link Link Circus’, un monólogo inspirado en el mundo animal y comparte escenario con su perro

Isabella Rossellini posa con su perro, Pan, estrella del espetáculo 'Link Link Circus'.
Isabella Rossellini posa con su perro, Pan, estrella del espetáculo 'Link Link Circus'.joan sánchez

Isabella  Rossellini, su perro Pan, un actor/domador, juguetes y cortos realizados por la cineasta. Es el cóctel pensado y ejecutado por la actriz en el espectáculo Link Link Circus que se estrena internacionalmente en el teatro Akadèmia de Barcelona en muy pocas funciones –del 14 al 25 de marzo- para dar el salto a los escenarios de Nueva York, Londres, Los Ángeles o Brasil. Si hace dos años Rosellini basó su Green Porno, Live on Stage en la sexualidad del mundo animal, ahora en Link Link Circus “me centro en lo que ocurre de cintura para arriba”, aclara.

Propietaria de una granja de animales en Long Island, Rossellini inició hace más de una década una nueva etapa en su polifacética vida –actriz, directora de cine, creadora de la marca de cosméticos “Manifiesto” o la cara visible de Lancome – en el estudio del comportamiento animal. “Pero una cosa es adiestrar a perros para guiar a personas invidentes o como pastores de ovejas y otra enseñarles a actuar y a comportarse en un espacio como un teatro en el que se pueden distraer con el público”, ha explicado la actriz en la presentación del espectáculo. Pan, su perro –su nombre real es Minnie-, se pondrá en la piel de cinco animales distintos, siguiendo las indicaciones que le dará Rossellini que contará con la ayuda del actor y adiestrador Schuyler Beeman que hace años trabaja con el experto William Berloni en el trabajo de animales en cines y teatros. La propia actriz bromeaba sobre la perplejidad que, en ocasiones, desencadenan sus gestos en su mascota: “como buena italiana yo muevo mucho las manos y eso a Pan le confunde”.

Más información

Se ha definido como actriz -entre su amplia filmografía destaca su papel como protagonista de Blue Velvet- y también modelo pero ha matizado que desde hace un tiempo ha empezado a escribir con la idea de avanzar en esa experiencia. La obra que se representará en el teatro Akadèmia es un paso más de esa faceta de la hija de dos nombres propios del cine: Ingrid Bergman y Roberto Rossellini.

El espectáculo, de una hora de duración, alterna el monólogo de la actriz, los cortos y las performances de Pan con el objetivo de mostrar que el comportamiento animal, en ocasiones, tiene similitud con el humano. Rossellini, que está cursando un Master en Comportamiento Animal y Conservación en el Hunter College de Nueva York, sostiene que hay una conexión- de ahí el título del espectáculo, Link- entre las emociones de los animales y las personas: “Desde Darwin se sabe que tenemos muchos elementos en común con los animales como, por ejemplo, que en nuestros dedos hay precedentes de la aleta de una ballena. Somos diferentes en grado, pero no en tipo".  

Link Link Circus no pretende ser un referente académico sino explicar “conexiones evidentes” en clave de humor. De hecho, en cierto modo es similar al circo. La actriz ha dado otra explicación más sencilla a la idea de Linn Link Circus; “me encantan los perros y me apasiona el mundo animal, siempre he querido trabajar con animales y, de hecho, me puedo definir como una artista medioambiental”. Preguntada sobre si con el espectáculo quiere aportar una reflexión sobre la relación entre las personas y los animales, Rossellini ha dicho que ha querido ser positiva de forma deliberada: "no abordo ciertos aspectos negativos del trato que sufren hoy en día los animales. En lugar de denunciar he preferido dejar que los animales enamoren a los humanos, así quizás los trataremos mejor".

Para la realización del espectáculo teatral, Rossellini se ha aliado con Guido Torlonia, actual director artístico del teatro Akadèmia - que lo coproduce -, y amigo de la actriz. El director teatral y autor de cortos cinematográficos trabajaba con la actriz en la preparación de otro proyecto en memoria del centenario del nacimiento de su madre, Ingrid Bergman, cuando ella le propuso la idea. Y fue Torlonia quien le propuso que el estreno absoluto fuera en el Akadèmia, algo que a la intérprete le pareció una gran idea porque "es mejor empezar en un espacio pequeño para ir experimentando y poder pasar a otros más grandes". 

La actriz, sorprendida por la importante concentración de cámaras en la presentación de la obra, compareció con su perro en brazos para la sesión de fotos que seguía atentamente con la mirada los gestos que le hacía el adiestrador Beeman que llevaba otro perrito en brazos. “En realidad, trabajamos con dos. El que sale al escenario, Minnie, que es ya un “artista” con experiencia en el musical Amy Helm en Philadelphia y entre bastidores estará Darsy, un perro que adoptó la actriz en una perrera en Estados Unidos, que está siendo adiestrado y que irrumpe en el escenario reclamando la atención de Rossellini.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50