Carmena quiere retirar a Dragados la concesión de nueve túneles por deficiencias

Los juzgados dictan una medida cautelarísima y conceden al Ayuntamiento un plazo para justificar su iniciativa

Túnel cerrado de Pío XII, ayer.
Túnel cerrado de Pío XII, ayer.Santi Burgos

El Ayuntamiento de Madrid quiere recuperar la gestión de nueve túneles de la capital que hoy son mantenidos por Dragados (ACS). El gobierno de Manuela Carmena considera que la constructora ha sido "negligente" en el mantenimiento de los túneles, si bien reconoce que la sociedad no ha incumplido los convenios. Por ello, hace dos semanas, tomó la decisión de retirar de forma temporal la concesión para realizar las obras de mantenimiento necesarias. Dragados ha recurrido la decisión y los tribunales han paralizado la medida.

Los juzgados de lo contencioso administrativo número 6 y 23 de Madrid esperan ahora que el Ayuntamiento de la capital argumente su decisión de retirar de manera unilateral la concesión de Dragados de los túneles de plaza de Castilla, Pío XII, José María Soler, Sor Ángela de la Cruz, Azca y Puerta de Toledo, que en las últimas semanas han estado cerrados total o parcialmente como consecuencia de filtraciones de agua.

El Ayuntamiento dio a conocer a primeras horas de este miércoles la noticia, poco antes del comienzo de la comisión municipal del área, donde se suelen debatir temas controvertidos sobre la gestión del Consistorio, que había procedido al "secuestro" temporal de los túneles. Sin embargo, a lo largo del día, los delegados municipales tuvieron que matizar el anuncio. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (Podemos), por ejemplo, explicó que el Ayuntamiento adoptó la medida porque el concesionario no ejecuta "las obras de reparación necesarias". Sostuvo que debido a los "retrasos" se ha generado una "grave perturbación del tráfico en la capital", aunque reiteró que en ningún caso se puede demostrar que Dragados haya incumplido los acuerdos firmados durante la etapa de Ana Botella (PP).

En este sentido, el edil explicó que el gobierno de Carmena aún no ha exigido el pago de ninguna sanción. Y reconoció que, tras el recurso de la empresa privada, al Ayuntamiento solo le queda esperar que se pronuncien los tribunales para dar inicio a unas obras cuyo valor oscila entre los 10.000 y 50.000 euros por cada túnel. El Ayuntamiento podría iniciar estas actuaciones en cuanto tenga el visto bueno del juez, afirmaron fuentes municipales. "Son muy sencillas de ejecutar: se trata de sustituir las canaletas por las que circula el agua", explicó Calvo.

Nuevo contrato

Más exigentes fueron los socialistas. La edil Mercedes González (PSOE), la primera en alertar sobre el mal estado de los túneles, incidió en que hoy "los túneles siguen en manos de Dragados". González afirmó que espera que los jueces levanten la medida cautelar y que el Ayuntamiento pueda tomar el control de los tramos problemáticos. Además, señaló que "hay que resolver" el convenio con la empresa privada y "hacer un nuevo contrato".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El delegado de Urbanismo explicó que el Ayuntamiento intentó llegar a un acuerdo con Dragados para modificar el convenio. Pero la negativa de la empresa y la actual situación presupuestaria (de momento, no hay cuentas municipales aprobadas) han impedido romper los acuerdos y firmar unos nuevos. Este miércoles, los representantes de Dragados prefirieron no hacer comentarios. En definitiva, hasta que los jueces no se pronuncien sobre el recurso de Dragados, la situación queda igual.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS