Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AMB lleva a los tribunales el aumento en el precio del agua

El consejo de administración de la Agencia Catalana del Agua acordó, el pasado 28 de diciembre, incrementar un 11,8% la tarifa

Estación de bombeo de ATLL en Sant Joan Despí.
Estación de bombeo de ATLL en Sant Joan Despí.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) y el Consorcio Besós-Tordera anunciaron ayer la interposición de un recurso contencioso-administrativo contra el incremento del 11.8% en la tarifa del servicio aprobada por Aigües Ter-Llobregat (ATLL). La polémica subida en el precio, que representará casi un euro en cada factura, fue acordada el pasado 28 de diciembre en el consejo de administración de la Agencia Catalana del Agua (ACA) con diez votos a favor y siete en contra.

En 2012 la Agencia Catalana del Agua tenía fijado en 0,62 euros el metro cúbico de agua. Dos años más tarde, en 2014, se estabilizó entre los 0,70 y los 0,71 euros. El pasado 28 de diciembre de 2017 se reunió el consejo de administración de la empresa y decidieron (con diez votos a favor y siete en contra) subir un 11,8% el precio del servicio hasta alcanzar los 0,79 euros por metro cúbico. El ACA justificó el aumento en que el contrato que regula la cesión de la gestión de ATLL al consorcio encabezado por Acciona obligaba a una actualización quinquenal de la tarifa.

El elevado incremento se debe a que se ha computado —en la fórmula de la que resulta el precio— la parte del canon que el año pasado se dejó fuera para mantener el precio congelado. La empresa justifica que pese al incremento, el metro cúbico sigue por debajo de los 0,85 euros. Un precio que se considera el más viable para prestar el servicio.

En diciembre, los representantes de la Generalitat votaron a favor del aumento de precio mientras que los representantes de los municipios, de los consumidores industriales y del área metropolitana se manifestaron en contra.

Tras el consejo de administración, miembros de la Generalitat cesada alegaron que no pudieron paliar la subida de precio al no haber un consejero al frente por la aplicación del artículo 155 de la Constitución impuesta por el gobierno de Rajoy, pero las entidades sociales recordaron que el Ejecutivo cesado tuvo tiempo para revisar el contrato con ATLL hasta octubre. 

En realidad, la tarifa que aumenta es la del precio del agua que Aigües Ter-Llobregat vende a los suministradores finales que operan en el área metropolitana de Barcelona y la incidencia de este aumento sobre el recibo del agua en cada familia dependerá de la proporción de agua que compre cada suministradora final a ATLL.
La agencia EFE calculaba ayer, tras consultar a varias fuentes del sector, que esta operación tendrá una traducción en el precio final de la factura que aumentará entre un 4 y un 6% en los municipios de Cataluña y que en el caso de Barcelona, el incremento en los precios del agua, no del conjunto de la factura, será del 4,1%.
El concejal de energía y vicepresidente de Medio Ambiente del Àrea Metropolitana de Barcelona, Eloi Badia, y el alcalde de Parets y vocal del comité ejecutivo de la Federación de Municipios de Cataluña, Sergi Mingote, comparecerán el lunes en conferencia de prensa para anunciar más detalles del recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del incremento del 11,8% de la tarifa del agua en alta suministrada por ATLL.