Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La música callejera tendrá horario y espacios limitados en el centro de Madrid

El Ayuntamiento dará autorizaciones cada semestre a los músicos sin necesidad de pasar un examen previo

Músicos callejeros en el parque de El Retiro de Madrid.
Músicos callejeros en el parque de El Retiro de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves el nuevo decreto sobre la música callejera en el distrito de Centro. El decreto, ha explicado el gobierno municipal, se basa en identificar ejes viarios con un perfil comercial en los que las molestias a los vecinos se minimicen y limitar las horas en las que se podrá tocar. El equipo de Manuela Carmena dará autorizaciones cada semestre a los músicos, sin necesidad de que pasen un examen, tal y como fijaba la anterior norma del gobierno del PP. Además, permitirá a los artistas tocar en el mercado del Rastro. El Consistorio prevé sanciones para los que no cumplan la normativa.

El nuevo mapa de la música callejera de Madrid distingue entre zonas residenciales y comerciales. En la plaza del Dos de Mayo, por ejemplo, considerado entorno residencial, los músicos podrán tocar de las 12 a las 14 horas, y de las 18 a las 20 horas (y hasta los 21 horas en verano). En la Puerta del Sol, en cambio, los márgenes serán más laxos: los artistas podrán actuar hasta las 23 horas. Lo mismo ocurrirá en los ejes de Alcalá, Gran Vía, Callao y la Plaza de Oriente, tipificados como lugares comerciales; mientras que las plazas Mayor y la de Santa Ana son consideradas espacios residenciales.

Las autorizaciones tendrán vigencia semestral y los músicos no tendrán que pasar un examen previo

El nuevo decreto pretende "superar la degradación que el fenómeno de la música en la calle ha venido sufriendo en los últimos años, generando molestias a los vecinos, para transformarla en la manifestación cultural que sería deseable encontrar en los desplazamientos y paseos por la ciudad", señala el Ayuntamiento.

Sin embargo, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Centro se declara preocupada por la aplicación de la norma y en el impacto en la vida de los residentes. "Confiamos en que si surgen problemas en su aplicación se revise incluso de paralice... El derecho a la salud de los vecinos de la ciudad está por encima del uso mercantil del espacio público común", dice Esteban Benito, portavoz de la coordinadora.

En cuanto a los exámenes previos, el concejal de Centro, Jorge García-Castaño, ha explicado que rechazan esta práctica porque "no dio lugar a más calidad sino lo contrario, más inseguridad en los músicos más profesionales". En opinión de Castaño, esto se tradujo en que "se retiraron de la zona o no actúan en Madrid dando lugar a fenómenos de mendicidad musical".

La Policía Municipal vigilará el cumplimiento de la normativa y podrá suspender las licencias en casos de infracción de horarios, ubicaciones o límites sonoros. El Consistorio añade que el planteamiento se "consensuó" con colectivos de músicos y representantes vecinales.

Sobre esto último, Benito, de la coordinadora vecinal, destaca "lo laborioso del proceso de diálogo con los representantes de la organización de músicos para encontrar un acuerdo de mínimos". Y sobre la vigilancia, declara su preocupación por "la implicación del Ayuntamiento —policía municipal y Junta de Distrito Centro, sobre todo— para el control en el cumplimiento de la norma y que no se pisoteen los derechos de los residentes". Y añade: "Crucemos los dedos para que la deriva imperante de la desregulación del espacio público en la ciudad y la desprotección de los vecinos y de su salud no sigan avanzando".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram