Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una mujer que abandonó a su bebé de tres días delante de una iglesia

Los agentes localizaron a la madre en su piso con las maletas ya hechas

Una médico del Samur, con la recién nacida en la ambulancia. ATLAS

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 21 años de origen paraguayo cuando iba a dejar su domicilio, tras haber abandonado a su hija recién nacida, con tan solo tres días, delante de la puerta de una iglesia del distrito madrileño de Tetuán, según ha confirmado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El bebé, una niña de apenas tres días de vida, fue abandonada sobre el escalón de una puerta lateral de la parroquia de Santa María Micaela y San Enrique, en la calle de Teresita González Quevedo.

Una persona que pasaba por la zona alrededor de las nueve de la noche se dio cuenta de que la niña estaba justo delante de la parroquia, por lo que avisó a los feligreses que estaban a esa hora dentro del templo. Uno de ellos llamó al 091 (teléfono de emergencias de la Policía Nacional). Al lugar se desplazaron dos coches patrulla. Los agentes avisaron a los servicios sanitarios del Samur-Protección, tras comprobar que la bebé estaba vestida con un bodi y tapada con un pañuelo.

Cuando llegaron los facultativos del Samur, comprobaron que la niña presentaba buen color de piel y buena temperatura. Tras una primera valoración, la trasladaron para revisión pediátrica al hospital de La Paz, según una portavoz de Emergencias Madrid. Uno de los coches patrullas siguió a la ambulancia al hospital, donde recabó datos de la recién nacida. El otro coche patrulla se quedó en el lugar para recoger pruebas y vestigios para detener a la madre.

El jefe de guardia del Samur, Javier Quiroga, explicó que la niña estaba "perfectamente de salud" y que todo hacía indicar que la habían abandonado hacía tan solo unos minutos. La pequeña reaccionaba bien a los estímulos y presentaba muy buen color. "Esta ciudad no deja de sorprendernos", llegó a declarar.

Los agentes descubrieron que la mujer residía en los alrededores y se dirigieron a su domicilio. Se trataba de un piso compartido. Cuando llegaron a la vivienda, encontraron a la madre con las maletas hechas y a punto de abandonarla. Fue detenida poco antes de las doce de la noche, acusada de un delito de abandono de menores y trasladada a la comisaría del distrito. Esta mañana está previsto que se le tome declaración en presencia de un abogado y que sea puesta a disposición judicial en las próximas horas.

Un delito con hasta cuatro años de prisión

El delito de abandono de menores está tipificado en el artículo 229 del Código Penal. En su apartado 3, recoge que se castigará con penas de prisión de entre dos y cuatro años cuando se haya puesto "en concreto riesgo" la vida, la salud, la integridad física o la libertad sexual del menor o de la persona con discapacidad. Eso, sin perjuicio de que el hecho pueda ser castigado por otro delito más grave como una tentativa de homicidio doloso por omisión.

La Fiscalía de Menores y el juez que instruya el caso serán los encargados de determinar si existe responsabilidad penal y si se puede aplicar alguna circunstancia atenuante a la madre.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información