Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE abrirá sus listas electorales a ex altos cargos de IU y UPyD

El excoordinador de IU-Madrid Gregorio Gordo y la exdiputada Irene Lozano, entre los políticos que los socialistas quieren integrar en sus candidaturas por Madrid

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, en la clausura del XIII Congreso del PSOE-M. Ampliar foto
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, en la clausura del XIII Congreso del PSOE-M. Efe

El PSOE-M dará en los próximos días el pistoletazo de salida a la campaña electoral para los comicios municipales y regionales de 2019. “No tiene sentido hacerlo unos meses antes de las votaciones: no sirve de nada”, señalan fuentes de la dirección. Los socialistas han decidido, de entrada, ampliar su “base política ambos lados del espectro”. Han mantenido conversaciones con, al menos, tres exaltos cargos de IU defenestrados por su coordinador federal, Alberto Garzón, y “con exmilitantes de UPyD” para incorporarlos o trabajar con ellos. El ex coordinador general de IU-Madrid, Gregorio Gordo, ya ha aceptado.

Dos son, de momento, los políticos de UPyD e IU que, según fuentes de la dirección, han aceptado incorporarse a las futuras listas electorales que el PSOE presentará en Madrid y colaborar con el partido de Pedro Sánchez en los comicios de 2019. Además de Gregorio Gordo, el PSOE federal cuenta con la exdiputada de UPyD y también del PSOE (aunque en este último caso como independiente) Irene Lozano. Pero no serán los únicos. “Las conversaciones están bastante avanzadas con otros ex altos cargos de ambos partidos para su inclusión en nuestros equipos. Algunos, incluso, ya nos han anunciado que se afiliarán”, señalan desde la dirección socialista madrileña.

Entre los políticos con los que se está en conversaciones se encuentran algunos integrantes de Actúa, una formación creada el año pasado por el ex coordinador general de IU Gaspar Llamazares y el exjuez Baltasar Garzón. Los socialistas también esperan llevar a buen término sus contactos con plataformas de izquierda, como de la que forma parte el ex coordinador de Organización de IU de Madrid Miguel Reneses.

El PSOE-M considera que el “fenómeno Podemos está en claro retroceso en Madrid” y quieren aprovecharlo. Admitiendo que carecen de encuestas recientes, sostienen que “hay una enorme desilusión por su mala gestión en la capital y en los municipios donde gobiernan, por lo que muchos de los votantes que nos abandonaron en las anteriores elecciones desean volver”. “Es el momento de abrir el PSOE a ambos lados del espectro politico y recuperar la ilusión para que Madrid tenga un Gobierno progresista que luche contra la nefasta gestión del PP en sanidad, servicios sociales, igualdad de género o pobreza”.

"Hay más de 200.000 votos huérfanos en la izquierda"

V. G. O.

Gregorio Gordo, excoordinador de IU de Madrid, admite que ha mantenido conversaciones con el actual secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, para “colaborar” con los socialistas en la próxima campaña electoral. “Lo que está claro es que hay una parte de la izquierda madrileña que se ha quedado huérfana tras la integración de la IU de Alberto Garzón en Podemos. No comulgamos con ese tipo de populismo”, indica Gordo. “Desde que IU fue absorbida por el partido de Pablo Iglesias, han perdido 200.000 votos en Madrid. Esas personas son gente que no comulga con ese proyecto. Existe una orfandad total para estos votantes que buscan una verdadera opción de izquierdas que les represente”, dice el exdirigente de IU de Madrid.

Gordo admite que las conversaciones con otros exdirigentes de IU se están “haciendo a título personal, no como partido”, por lo que prefiere no dar más nombres de expolíticos que también estarían dispuestos a ayudar al PSOE. “Pero los hay. Es cierto”.

El análisis de los socialistas es muy claro. “Madrid es una región donde las fuerzas de derecha y progresistas se dividen el electorado prácticamente al 50 por ciento. Dependiendo de la gestión que se haga en las administraciones y, sobre todo, de un trabajo constante en la calle, se puede mover la balanza electoral hacia un lado u otro en un porcentaje más o menos importante, lo que hace que gane un Gobierno conservador u otro de progreso”.

La incorporación de exdirigentes de IU de Madrid depurados tras la llegada a la Coordinación Federal de Alberto Garzón aportaría, según fuentes de la dirección del PSOE, entre un 5 y un 10% más de votos a los resultados electorales que los socialistas podrían obtener sin su apoyo en Madrid.

“En las elecciones de mayo de 2015, IU de Madrid, completamente abandonada por su federal, obtuvo un 4,6% de votos, lo que la dejó fuera de la Asamblea por unas décimas [para obtener escaño hace falta alcanzar el 5% de las papeletas]. Lo hicieron a pesar de que carecían de los apoyos federales y que, incluso, los dirigentes nacionales pidieron directamente que no se les votase. El resultado que obtuvieron tiene su encaje en el PSOE de Madrid y vamos a intentar contar con ellos”, indican las fuentes consultadas.

 

Sin candidatos

 

El aparato socialista aún no ha mostrado su apoyo a ningún candidato concreto para encabezar las listas al Ayuntamiento de Madrid y a la Comunidad, si bien se muestra muy favorable a que Ángel Gabilondo sea el aspirante al Consistorio de la capital. “Es algo que tendrá que decidir él, por supuesto, pero es el político idóneo para enfrentarse con Manuela Carmena por el Ayuntamiento. Necesitamos alguien que sea capaz de poner orden y racionalidad en el caos provocado por Ahora Madrid en la capital. Y Gabilondo es una gran baza, pero es cierto que aún está todo en el aire y que hay otras opciones”, indican, al tiempo que rechazan que Juan Segovia, diputado regional, y Beatriz Corredor, exministra de Vivienda, sean los aspirantes ideales para encabezar las listas municipales socialistas, tal y como se comenta desde hace unas semanas en los mentideros del PSOE-M. “Son compañeros y personas muy válidas, pero no son los adecuados para dar la batalla de la capital”, afirman.

Los socialistas consideran que si Carmena repite como aspirante —tienen dudas de que lo vaya a hacer— no obtendrá los mismos resultados (20 concejales) que en las elecciones de 2015. “Hay un desgaste clarísimo del equipo de gobierno municipal de Ahora Madrid, que está completamente roto en múltiples facciones, y que ha sido una decepción completa por parte del electorado con su gestión. Ya no estamos en 2015 y en el 15-M. Ahora tenemos que hablar de políticas sociales y económicas para derrotar al Partido Popular en todos los frentes”, añaden.

La nueva ejecutiva del PSOE-M cree que es más importante hallar un buen candidato al Ayuntamiento que a la Comunidad. “Madrid es fundamental a la hora de conseguir unos buenos resultados electorales en la región. Tenemos que recuperar nuestros lugares tradicionales de voto en la capital. Nada se va a decidir por poner, a última hora, un candidato u otro. Tenemos banquillo y siempre se encontrará la persona idónea para la Comunidad de Madrid”, dicen. “No hay nada decidido aún, pero lo más probable es que el PSOE presente una mujer como candidata al Gobierno de la Comunidad de Madrid”.