Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Con niños

Títeres y teatro infantil para el siglo XXI

Un festival en la sala Pradillo sube a escena las nuevas tecnologías para los más pequeños

Un títere y su manipulador en la obra 'Kiti Kraft'.
Un títere y su manipulador en la obra 'Kiti Kraft'.

Este fin de semana bien podría ser un ensayo de la cartelera familiar navideña, debido a la proliferación de novedades de interés que coinciden. La capital acoge más de una decena de actividades culturales recomendables para disfrutar con los niños. En el apartado teatral, la principal novedad es el comienzo de un nuevo festival, el T-toc-A, que organiza la sala Pradillo y que se presenta con un programa de artes vivas y tecnología para niños y jóvenes. Reúne siete espectáculos y cuatro talleres, que tendrán lugar entre el 19 y el 26 de noviembre.

Abre el festival (domingo, 18.30) la muy prestigiosa compañía Onírica Mecánica, con el espectáculo Alicia y las ciudades invisibles, recomendado para espectadores de seis años en adelante. Manipulación de objetos, imágenes, sonidos, sombras y marionetas con una perspectiva de siglo XXI —es decir, vinculada a las nuevas tecnologías—, son los elementos de la creación que, como es habitual en esta compañía, aporta una mirada actual que se ha fijado sobre la conocida Alicia,de Lewis Carroll.

Un cuento popular, el de Los siete cabritillos, inspira el espectáculo de títeres y máscaras Hambre de lobo, de Colectivo Humo, que podrá verse (domingo, 17.30) en Cuarta Pared. Otra veterana del teatro de títeres, la compañía Bambalina, presenta en el teatro Valle-Inclán su última creación, Kiti Kraft (sábado y domingo), un hermoso poema visual en el que títeres de diversos tamaños y manipuladores que a la vez son actores y músicos se funden con naturalidad.

La poética de Gloria Fuertes inspira el espectáculo Deambulantes o la verdadera historia del poeta errante, que se podrá ver en La Casa Encendida el sábado (12.00). Y también inspira el concierto recital de La Fantástica Banda, que tiene lugar este domingo (12.00) en el teatro Lara y que revisita las canciones y poemas de la poeta madrileña, a la vez que vincula sus creaciones con el mapa emocional de su vida. Ecología, juegos y vida, emociones y animales y bichos son los cuatro temas argumentales que hilan el concierto.

Más música, pero esta de Debussy, compone el espectáculo El desván de los juguetes, de Títeres Etcétera, compañía referencial en el mundo por sus impresionantes creaciones. Buena parte de su línea creativa está relacionada con grandes composiciones de música clásica. En esta ocasión, las piezas La boîte à joujoux y Le Petit negre, de Claude Debussy, son el punto de partida del espectáculo, que convertirá la sala Gayarre del Teatro Real en un desván de juguetes que cobran vida durante los dos próximos fines de semana.

La Chica Charcos&The Katiuskas Band ya tienen un merecido hueco en el panorama de la música actual en vivo para niños. La publicación de su libro-disco Un elefante en mi lavadora ha dado lugar a un espectáculo de historias inverosímiles, en el que se mezclan música, poesía y cuentos en el escenario (La Casa Encendida, domingo, 12.00).

Por último, el Museo del Ferrocarril acoge la feria para familias Aprendemos Jugando el sábado y el domingo (de 10.00 a 19.00), que organiza, entre otras actividades, talleres de las más variopintas disciplinas, desde inteligencia emocional a aprendizaje de idiomas o esgrima.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram