Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

La suma del compromiso

El autor defiende que los socialistas madrileños tienen, con las próximas primarias, el destino del partido en sus manos

Hace apenas cuatro meses, los socialistas españoles lanzamos dos mensajes muy claros en las primarias de nuestro partido. Dijimos que nuestro proyecto necesitaba una profunda renovación de su mensaje y de sus estructuras, en línea con las nuevas demandas sociales, para abordar problemas como la desigualdad social, la corrupción y la mejora de la calidad democrática. También dejamos claro que la participación en los partidos había cambiado y que la militancia debe tener un papel protagonista en la elección y el control de los liderazgos.

Los socialistas madrileños tenemos ahora en nuestras manos nuestro propio destino. A mi juicio, nuestros principales problemas han sido la desunión interna y la falta de renovación del proyecto. Demasiado presos de divisiones estériles (entre corrientes, generaciones o territorios), hemos concebido el liderazgo como la formación de coaliciones internas para mantener el poder orgánico mientras la sociedad cambiaba a nuestro alrededor. Solo recientemente, a partir de la candidatura electoral de Ángel Gabilondo, hemos atisbado lo que podemos conseguir en Madrid si nos unimos en torno a un proyecto adecuado a las expectativas de la sociedad a la que aspiramos representar.

Desde esta perspectiva, defiendo que el liderazgo del PSOE de Madrid debe centrarse en las urgencias mencionadas: unir lo que está desunido y renovar lo que está anquilosado. En los últimos meses, un amplio grupo de militantes hemos trabajado en una propuesta (disponible en http://www.josemanuelfranco.es/) que sitúe a nuestro partido como lugar de encuentro de todos los progresistas madrileños.

Queremos un proyecto político actualizado que, aunque mantenga sus señas de identidad, las proyecte hacia problemas nuevos o renovados. Por eso, debemos priorizar cuestiones como la falta de oportunidades de los jóvenes, la pobreza laboral o el crecimiento de la desigualdad en sus distintas formas. Para articular estas políticas de manera efectiva, apostamos por un partido transparente, paritario y abierto que sea capaz de situarse como un referente ético en una región que demanda regeneración. Un partido que cuente con el talento de sus militantes y recobre su carácter de herramienta útil para la transformación social.

Cuando decidí presentar esta candidatura, lo hice pensando en poner al servicio de mi partido la experiencia que acumulo en dos cuestiones: capacidad para trabajar con cualquier militante, sean cuales sean sus preferencias internas, y compromiso por una renovación del socialismo en línea con el proyecto de Pedro Sánchez, cuya campaña tuve el honor de coordinar en Madrid.

Soy consciente de que esta enorme tarea requiere una gran dedicación y una buena dosis de humildad, y en ello me centraré si la militancia deposita su confianza mayoritaria en nuestro proyecto, descartando por tanto mi candidatura a la Presidencia de la Comunidad o a la Alcaldía de Madrid.

La sociedad madrileña reclama un proyecto progresista de mayorías, que logre que el potencial económico y humano de Madrid haga de nuestra región una referencia de justicia social, sostenibilidad, igualdad e integridad y solo un partido unido, fuerte, cohesionado y de izquierdas puede conseguirlo. Pongámonos a su servicio.

 

José Manuel Franco Pardo, candidato a la Secretaría General del PSOE-M y portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid del partido socialista.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram