Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hombre y palabra

Shubert abrirá el próximo miércoles la temporada de la Fundación Juan March

El tenor Christoph Prégardien, en 2015.
El tenor Christoph Prégardien, en 2015.

Los últimos lieder de Schubert nacen de una premisa terrible: la muerte se acerca. Es en 1823 cuando Schubert, que nunca tuvo una salud de hierro, enferma gravemente. Eso lo cambia todo. A partir de ese momento es consciente de que la muerte vendrá a buscarlo. Schubert sabe que esa enfermedad será la que se lo llevará al otro mundo. Pocos discuten que fue la sífilis la que aquejó a aquel personaje complejo hasta el extremo: colérico por el alcohol, fumador asiduo de tabaco y a veces de opio, con posibles padecimientos psicológicos…

Schubert compuso desde aquel episodio una buena colección de canciones en las que dejó su legado prodigioso de Romanticismo agónico. Sobre esos lieder que abarcan desde 1823 hasta 1826 se levanta el concierto que abrirá el próximo miércoles la temporada de la Fundación Juan March (Castelló, 77). Los lieder en los que la vida se escapa para rendirse a la guadaña implacable de la muerte. La música es tremenda, en todos los sentidos posibles. El tenor Christoph Prégardien se encargará de poner voz a esta poesía ornamentada con una música ante la que uno solo puede rendirse, como se rinde el alma ante la llegada de la muerte. Acompañará al piano al tenor Julius Drake, que intentará poner toda la emoción necesaria para esta colección de canciones.

Grandiosa puesta en escena la de la propuesta, con títulos que sacaron lo mejor de Schubert en cuanto a canción se refiere. Estarán en este recital La muerte y la doncella, En el bosque o Noche y lágrimas, entre muchas otras canciones que nos transportarán hasta aquel Schubert internado en el hospital, que se fatigaba después de un largo paseo, que se recluyó en su casa y decidió apartarse de la vida social. El Schubert condenado, el Romanticismo hecho hombre. No se lo pierdan.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram