Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona Activa tiene que invertir 10.000 euros por cada nuevo puesto de trabajo

El Ayuntamiento ha investido cuatro millones de euros en un plan con el que sólo 400 parados de larga duración han encontrado empleo

Una joven abandona la sede de Barcelona activa
Una joven abandona la sede de Barcelona activa

La directora de Barcelona Activa, Sara Berbel, anunció ayer que gracias al plan de choque contra el paro de muy larga duración, 400 personas han encontrado empleo. El Ayuntamiento de Barcelona ha destinado cuatro millones de euros a este plan, desde principios de 2016 hasta finales de este año, con el objetivo de facilitar la “inserción laboral a las personas que lleven, como mínimo, dos años fuera del mercado laboral”. La relación entre la inversión del Consistorio, cuatro millones de euros, con los resultados conseguidos hasta el momento, 400 empleos, revelan que el Consistorio ha destinado 10.000 euros para cada puesto de trabajo.

1.718 personas han participado, hasta hoy, en el plan de choque que el Ayuntamiento de Barcelona puso en marcha a finales de octubre de 2015 con la intención de “orientar, capacitar y formar” a 2.000 parados de larga duración. Sólo uno de cada cuatro participantes en el plan ha conseguido un empleo. De estos, el 10% han firmado un contrato indefinido. El resto, según Berbel, ha sido contratado, como mínimo, durante seis meses.

Las personas a las que va dirigido el plan llevan dos años expulsadas del mercado laboral. Desde Barcelona Activa, son conscientes que este colectivo tiene muchas dificultades para acceder a un empleo. Por ese motivo, los usuarios reciben apoyo a lo largo del programa para identificar oportunidades profesionales y a la hora de buscar trabajo.
Cada participante en el plan de choque realiza seis sesiones personalizadas con un tutor. Un figura que Barcelona Activa ha bautizado como coach experto en orientación laboral. Este técnico ayuda a planificar un itinerario formativo y a diseñar un plan de acción para la inserción laboral posterior. Los cuatro millones de euros con los que el Consistorio barcelonés ha subvencionado el plan sirven para sufragar estas sesiones de coaching personal y para que los usuarios puedan llevar a cabo 140 cursos de formación en “áreas como la atención social, administración y gestión, instalación y mantenimiento o informática y comunicación”, resaltaba ayer la directora de Barcelona Actica.
Lo habitual es que cada participante curse un mínimo de 200 horas de formación repartidas entre actividades destinadas a mejorar sus conocimientos en un ámbito específico, como también aquellas enfocadas a trabajar competencias transversales.

Existen tres modelos de formación. Por un lado, actividades de corta duración sobre capacitación tecnológica, desarrollo profesional y búsqueda de trabajo. En paralelo, a lo largo del proceso los técnicos de Barcelona Activa acompañan y dan apoyo a los usuarios en la identificación de oportunidades profesionales y, el tercer modelo es el proceso de búsqueda de empleo.
El objetivo de la organización municipal es intentar que antes de fin de año, 800 personas más puedan acabar de asesorarse y formarse gracias al plan. “Este mes de septiembre publicaremos una decena de cursos on line de formación para la búsqueda de trabajo y la mejora profesional. Tenemos el objetivo de diseñar una oferta que sea más accesible y que se adapte a las nuevas necesidades y usos del tiempo de las personas”, remarcó Berbel. La directora apuesta porque de esta forma también se desarrollan otras “competencias como las digitales que son muy importantes para adaptarse a los nuevos entornos y formas de trabajo”. El plan no incluye subvenciones a las empresas ni se destinan ingresos para abonar parte de las nóminas de los participantes

Mujer de más de 45 años

El pasado mes de junio el paro de larga duración —se considera así cuando los ciudadanos llevan más de un año sin encontrar empleo— afectaba a 29.078 personas en Barcelona lo que representa el 40,5% del registrado en la ciudad. El paro de muy larga duración —más de dos años sin encontrar trabajo— se situó en 26,1% del total con 18.779 personas. 

Berbel informó de que el perfil del colectivo más habitual de parados de más de dos años de duración es el de “una mujer de más de 45 años con educación general y que antes trabajaba en el sector servicios”. La incidencia del paro de larga duración es especialmente elevada en los distritos de Sant Andreu, Sant Martí, Nou Barris, Horta-Guinardó y Les Corts. El distrito donde se registra menos paro de larga duración es Ciutat Vella.