Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau cede a policías y comerciantes la cabecera de la manifestación

"Que venga todo el mundo que quiera. Yo estoy dispuesta a ir a la cola", afirma la alcaldesa

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cederá a policías, sanitarios, equipos de emergencias y comerciantes la cabecera de la manifestación unitaria del próximo sábado contra el terrorismo bajo el lema No tinc por! (No tengo miedo). Colau se desmarcó de la CUP, que amenazó con no ir a la marcha si acuden el Rey o el Gobierno. “Que venga todo el mundo que quiera. Ninguna Administración debe ser la protagonista”, afirmó.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acompañada de autoridades, firma en el libro de condolencias abierto en el Ayuntamiento. Foto: EFE. Vídeo: ATLAS

La manifestación unitaria del próximo día 26 fue convocada el pasado sábado por Colau y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Como institución convocante, el Ayuntamiento de Barcelona, no obstante, decidió este lunes que la cabecera de la marcha no esté ocupada por cargos públicos y políticos, sino que deben ser policías, sanitarios, profesionales de equipos de emergencias y comerciantes, entre otros, quien marchen a su frente. Esta discurrirá a las 18.00 entre los Jardines de Gracia y la plaza de Catalunya de Barcelona bajo el grito que el día después de los atentados de La Rambla y Cambrils los ciudadanos vocearon de forma espontánea en la plaza de Catalunya: No tinc por!

“El sábado 26 seremos muchos, muchísimos, los que iremos a la gran manifestación que encabezará la ciudadanía al grito de No tinc por!”. La primera edil reveló este lunes algunas pautas de cómo será el acto. “En la cabecera de la manifestación estarán guardias urbanos, mossos d’esquadra, comerciantes… La ciudadanía, todos aquellos que desgraciadamente vivieron en primera persona los actos terroristas”, resaltó Colau. En cuanto a la posición que ocuparán los políticos la primera edil fue muy clara. “Iremos en la segunda o tercera fila de la manifestación”, anunció la alcaldesa, quien dijo que espera que “miles y miles” de personas acudan a la marcha.

El pasado viernes, Barcelona ya vivió una concentración cuando los ciudadanos marcharon por La Rambla en homenaje a los fallecidos por los atentados de la capital catalana y Cambrils y contra el terrorismo. Sin embargo, enseguida se pensó en una gran manifestación. Fuentes cercanas a la organización de la marcha explican que esta se quería realizar mucho antes, pero los servicios de seguridad lo desaconsejaron mientras seguían abiertos muchos flecos de la investigación del grupo terrorista.

ERC avala que vaya el Rey

A la pregunta sobre si, a su juicio, el Rey y el presidente del Gobierno deben asistir el próximo sábado a la manifestación tras el exabrupto de la CUP, Colau afirmó: “Que venga todo el mundo que quiera. Ninguna Administración debe ser la protagonista. Este lugar es para la ciudadanía, los comerciantes que ayudaron a las víctimas, los policías, los sanitarios de las ambulancias... Yo estoy dispuesta a ir en la cola de la manifestación”.

El pasado domingo, tanto Puigdemont como la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, rechazaron el planteamiento de la CUP. Este lunes también lo hizo ERC, socio de los anticapitalistas en el Parlament. El vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, consideró que es “muy importante que participe cuanta más gente mejor” al tratarse de una manifestación en “defensa de la libertad, la democracia, la dignidad y la justicia”. Junqueras avaló a Colau y añadió que, en su opinión, debían tener “el máximo de protagonismo” organismos como servicios de emergencias o cuerpos de seguridad, que habían demostrado que eran imprescindibles.

Sin embargo, el diputado de ERC Gabriel Rufián sostuvo a través de su cuenta de Twitter: “La manifestación del #26A la deben liderar héroes por su cometido y no reyes por su apellido”.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, pidió a la CUP no politizar la manifestación y reclamó que se diera una “imagen de unidad”, mientras que el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, pidió a la CUP que no se “autoexcluya” de la convocatoria.

Llamamiento a la participación de los partidos

Todos los partidos que participaron este lunes en el pacto antiyihadista hicieron un llamamiento a participar en la manifestación del próximo sábado en Barcelona. Salvo la CUP, todos los partidos catalanes acudirán. También anunció su presencia el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, quien dijo que para acudir no hacía falta invitación. Lo dijo en referencia a la presidenta madrileña Cristina Cifuentes, quien lamentó no haber sido invitada a ir. El Gobierno vasco tampoco descartó estar en Barcelona el sábado.