Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los asesinatos machistas se disparan en la región con diez víctimas

La Comunidad de Madrid está por encima de otras autonomías como Andalucía, Castilla-La Mancha y Cataluña

Empleados de la funeraria trasladan el cuerpo de la mujer asesinada en Alcorcón el pasado jueves. Ampliar foto
Empleados de la funeraria trasladan el cuerpo de la mujer asesinada en Alcorcón el pasado jueves.

La región encabeza el listado de muertes por violencia machista registradas en España en lo que va de año. Desde el 1 de enero, ocho mujeres han muerto a manos de sus parejas, un número que casi duplica las cinco que fueron asesinadas durante todo el año pasado, pese a que faltan más de cuatro meses para terminar 2017. A las fallecidas hay que sumar el asesinato de dos menores de edad. La Comunidad ha atendido en ese periodo a 284 mujeres y a 237 menores que se hallaban en alto riesgo, y les ha dado plaza en centros residenciales. Otras 1.923 mujeres han recibido ayuda jurídica, social o psicológica.

La primera muerte del año en España por violencia machista se registró el 1 de enero en la Comunidad. Matilde Teresa D. C. H, española de 40 años, murió acuchillada por su pareja en Rivas. La última víctima fue María Raquel C. F., de 63 años, cuyo marido, de 71 años, se presentó la madrugada del miércoles en la comisaría de Getafe y confesó que la había matado. Desde el inicio del año ha habido 33 muertes por violencia machista en España. Tras Madrid, figuran en el siniestro ránking Andalucía (seis), Castilla-La Mancha (cinco) y Cataluña (cuatro).

Según la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, que Madrid tenga en estos momentos la mayor cifra de víctimas mortales no significa que otra región no pueda superarla en los próximos meses: “Los violentos han perdido el miedo a matar. Y no lo tienen porque no hay una sanción adecuada contra ellos”. Pérez del Campo, que tacha la violencia machista de “terrorismo de género”, mantiene que el dolor es doble, por la muerte de la mujer y por la orfandad de los hijos. “En el 90% de los casos, el violento aprendió violencia en su infancia. Uno no nace violento, se hace. Es necesario cambiar la educación y el propio sistema”, concluye.

La Delegación del Gobierno en Madrid asegura que trabaja “para ofrecer una protección eficaz a las víctimas, a través del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Viogen), una herramienta de valoración policial del riesgo que entró en funcionamiento en 2007”. Este sistema permite coordinar los recursos humanos y materiales disponibles para luchar contra esta lacra, con el fin de optimizar la protección que ofrecemos a las víctimas, afirman fuentes del Gobierno central.

7.763 mujeres con órdenes de protección

Ocho víctimas. Un total de ocho mujeres han muerto en Madrid víctimas de la violencia machista. La primera se registró el primer día del año, cuando una mujer de 40 años murió acuchillada en Rivas-Vaciamadrid. La última, de 63 años, fue el pasado miércoles en Getafe.

Tres denuncias. Tres de las mujeres fallecidas habían denunciado a sus parejas sentimentales y una de ellas tenía medidas de protección en vigor. Pese a ello, había retomado la relación con su agresor.

Órdenes de protección. Un total de 7.763 mujeres cuentan con algún tipo de protección policial dentro del programa contra la violencia de género, según datos de la Delegación del Gobierno en Madrid.

Charlas educativas. En 2016, se impartieron 1.085 charlas para luchar contra la violencia machista, un 27% más respecto al año anterior.

La directora general de la Mujer de la Comunidad de Madrid, Lola Moreno, reconoce que las cifras son “horribles” y que afirma que su departamento trabaja para poner todos los recursos existentes a disposición de las víctimas. Entre ellos, una novedad en la región es que no se necesita el llamado título habilitante (denuncia u orden de alejamiento) para acceder a las ayudas, como ocurre en otras autonomías. Cualquier víctima puede acceder a ellas a través de los teléfonos 016 y 012 o acudiendo a los 52 centros de atención a las mujeres.

Las cifras asistenciales son mayores, proporcionalmente hablando, que el año pasado. En 2016, recibieron ayuda residencial 436 mujeres y 338 menores. En lo que va de año, ya van 284 mujeres y 237 niños. En el ejercicio anterior, 2.251 mujeres y 196 menores solicitaron ayuda psicológica, jurídica, social o información. El pasado 31 de julio de este año, se había llegado a las 1.923 mujeres y 155 menores.

El secretario general del Sindicato Independiente de Policía Española (SIPE), Alfredo Perdiguero, recomienda que se analicen las intervenciones por malos tratos que hacen a diario en las comisarías. “Muchas veces la víctima no denuncia por miedo. Esos son datos objetivos de lo que está ocurriendo. También habría que informar a las mujeres extranjeras de que aquí tienen unos derechos”, añade.

Detenido el supuesto autor del crimen de Alcorcón

La Policía Nacional ha detenido al inquilino de la mujer asesinada el jueves en Alcorcón (167.400 habitantes) como supuesto autor del crimen, según confirmaron ayer fuentes de la investigación. Los agentes estaban a la espera de interrogar al arrestado para esclarecer el móvil.

La mujer fue hallada muerta pasadas las tres de la tarde en su domicilio, en el número 3 de la calle del Matadero, en pleno centro de Alcorcón. Su cuñado avisó a los servicios de emergencia al verla tirada en el suelo del cuarto de baño en medio de un gran charco de sangre. Llevaba dos o tres horas fallecida. Los sanitarios del Summa certificaron la muerte sin manipular el cuerpo. A la vivienda acudieron los familiares de la fallecida, que comprobaron que la cerradura no estaba forzada ni la vivienda revuelta. Desde el principio, se descartó el móvil del robo.

Los agentes del Grupo VI de Homicidios interrogaron a los vecinos. Algunos relataron que habían escuchado a media mañana una discusión en la vivienda y que una residente pedía por el patio interior que dejaran a la mujer.

Los agentes de Homicidios arrestaron al supuesto autor a las pocas horas de haberse producido el crimen. Tan solo ha trascendido que se trata de un hombre español de 43 años, al que la fallecida le había alquilado una habitación hacía unos diez días. Es taxista. La policía descarta que se trate de un crimen de violencia machista, ya que no les unía ninguna relación de pareja. El arrestado tiene antecedentes por malos tratos en el ámbito familiar, pero no con esta mujer.