Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Charlie Hebdo’ entra en escena

Una obra recrea el mundo coral que se desarrolló en Internet tras el asesinato de 12 trabajadores de la revista satírica

'Tres días sin Charlie', obra que se representa en el Teatro del Barrio de Lavapiés.
'Tres días sin Charlie', obra que se representa en el Teatro del Barrio de Lavapiés.

El día 7 de enero de 2015 dos hombres armados entraron en la Redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, en París, y asesinaron a 12 trabajadores. Durante los dos siguientes días continuaron los sucesos, manifestaciones, declaraciones, nuevos ataques, y todo ello fue narrado y comentado en tiempo real en las redes sociales. En España los hermanos Quique y Yeray Bazo, a la sazón dramaturgos, se encerraron en casa para recopilar todo aquel material. “Unos escribían de forma muy violenta, otros llamaban a la calma, los comentarios se iban amontonando y nosotros los registramos porque sabíamos que de ahí podíamos sacar algo teatral, todavía no sabíamos qué”, recuerda Quique Bazo. “Todos somos Charlie” fue el lema más extendido.

Lo que salió de ahí fue la obra Tres días sin Charlie, dirigida por Juanma Romero Gárriz, que se puede ver hasta el 30 de julio en el Teatro del Barrio (Zurita, 20). El texto obtuvo la Mención de Honor del Premio Lope de Vega 2015.

En el montaje se utiliza una estructura llamada coro matriz, ideada por José Sanchis Sinisterra, maestro de los Bazo, consistente en una especie de coro griego del que surgen personajes individuales para luego volver a disolverse en él. “Las dificultades de poner en escena este texto fueron la cantidad de información que contenía y que los personajes no estaban del todo definidos, son una especie de collage de voces despersonalizadas”, dice Romero Gárriz.

Esa recuperación de la coralidad teatral clásica les resultó a los artífices de la obra muy útil para representar el mundo, precisamente coral, que se desarrolla en Internet. Los actores en escena son Sofian Elbenaissati, Marina Herranz, Pedro Ángel Roca, Marta Alonso y Somaya Taoufiki, que transitan entre lo trágico, lo solemne y lo humorístico: “A pesar de la gravedad de los hechos también nos hemos visto imbuidos por el espíritu de Charlie Hebdo”, dice el director.

Además de los tres actos en los que se narra lo sucedido aquellos tres días (siempre mediante tuits y estados de Facebook), hay dos interludios dedicados a la figura de Voltaire (cuyo Tratado de la tolerancia se puso de moda en aquellos días) y de los escritores Michel de Houllebecq y Fernando Arrabal, y que ahonda en temas como la tolerancia y los límites de la libertad de expresión. De eso trata la obra, y también del uso irreflexivo que hacemos de las redes. “Yo creo que vivimos en una adolescencia tecnológica”, dice Bazo, “tenemos los medios para expresarnos y nos sentimos empoderados, hablamos sin reflexión, sin tener en cuenta cómo le puede afectar eso al de al lado”.

En el número siguiente al atentado terrorista, la revista Charlie Hebdo lanzaba su nuevo número muy esperado dando otra vuelta de tuerca. El titular de portada rezaba: “Todo está perdonado”.

Más información