Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podem desoye la idea de Echenique de consultar a sus inscritos sobre el 1-O

La dirección del partido morado reivindica el valor del debate realizado entre sus círculos

Albano Dante Fachin, junto a la secretaria de organización, Ruth Moreta, en una rueda de prensa.
Albano Dante Fachin, junto a la secretaria de organización, Ruth Moreta, en una rueda de prensa. EFE

Miembros de la dirección de Podem han reivindicado hoy el debate que realizaron entre mayo y junio en un centenar de círculos sobre el referéndum del 1 de Octubre y al menos por ahora han desoído la propuesta de Pablo Echenique de celebrar una consulta entre los inscritos. El número dos la ejecutiva estatal instó este lunes a Podem a hacer una votación entre sus afiliados sobre el referéndum y una segunda sobre la posible integración de la marca en Catalunya en Comú. Los militantes de Podem ya decidieron en marzo no sumarse al nuevo partido y los círculos se han pronunciado ya sobre la consulta. "Estamos muy orgullosos de unos debates abiertos hechos desde abajo en los que han participado cerca de mil personas", señalan fuentes de la dirección catalana que de momento no se plantean aceptar la sugerencia del número dos de Podemos.

La propuesta de Echenique ha causado cierta perplejidad en la cúpula de Podem al recordar que el Consejo Ciudadano de Cataluña, el máximo órgano del partido, ya asumió el jueves el resultado de los debates realizados en los círculos. El partido morado reveló en junio que el 35% de los círculos había aceptado la posición de la cúpula -que el 1-O no es vinculante pero que participarían como movilización-; el 28% estaba conforme en encarar el referéndum como efectivo y otro 27%  lo rechazaba de plano. La ejecutiva estatal entiende, en cualquier caso, que la consulta no ha sido lo suficientemente amplia.

Podem siempre reivindica que es el único partido soberanista que ha realizado un debate de ese calado. Con todo, fuentes del partido señalan que siempre "evalúan" la decisión en cada momento y, como siempre, como marco general, utilizan los "instrumentos" para tomar las decisiones desde "abajo". La dirección estatal había contemporizado con la decisión de su partido en Cataluña hasta que el viernes anunció que haría campaña y llamaría a votar en la consulta. Pablo Iglesias desaprobó esa decisión -"Yo si fuera catalán no votaría"- y se alineó por completo con la posición de Ada Colau y Xavier Domènech, que considera que el 1-O no es un referéndum pero que defienden que se participe en favor del derecho a decidir. Domènech y varios portavoces de los comunes aclararon el lunes su predisposición a ir a votar el 1-O. Fachin está lejos de la ambigüedad de los comunes y el sábado aclaró: "Participar es levantarse por la mañana e ir a votar".

Iglesias, sin embargo, se ha apresurado ahora, en la línea de Ada Colau, que entiende que las instituciones catalanas faciliten la logística del referéndum porque es una movilización legítima distanciándose de su posición de viernes. La ejecutiva estatal de Podemos mantiene unas frías relaciones con Podem desde que se desmarcó de Catalunya en Comú. De hecho, Juan Carlos Monedero, fundador del partido y que carece de cargo orgánico, ha realizado tres actos en Cataluña -en El Prat, Gavà y Santa Coloma- en el que ha criticado a la dirección de Podem dudando incluso de los resultados de la consulta de los círculos. Fachin le invitó, a través de las redes sociales, a mostrarle el resultado de los debates y le afeo que con un fin de semana en Cataluña no es suficiente para tener una idea general de lo que sucede.

Es fundamental respetar a Podem en Cataluña, que participará en el referéndum", afirma Miguel Urban

Podem cuenta con el apoyo Miguel Urban, del sector anticapitalista, que ha afirmado: "Es fundamental respetar a Podem en Cataluña, que participará en el referéndum". Las mareas también se han alineado con el partido morado en Cataluña al igual que Podemos Andalucía. Su secretario de Comunicación, Pablo Pérez Ganfornina, afirmó el lunes que su organización está a favor del referéndum porque no van a censurar que haya un pueblo, como el catalán, "que mayoritariamente quiere decidir, votar y expresar su opinión", todo frente a quienes "no les gustan que los ciudadanos opinen y que puedan cambiar el sino de las políticas se han aplicado en Cataluña" y porque, de lo contrario resultaría una "democracia enferma y de mala calidad", informa Europa Press.