Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El COAM desnuda la obra de los mejores arquitectos modernos

La muestra ‘El proyecto visado’ recoge documentos originales de las grandes obras de la arquitectura madrileña

Alzado de las Torres Blancas de Sáinz de Oiza.
Alzado de las Torres Blancas de Sáinz de Oiza.

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) desnuda la obra de sus profesionales modernos más prestigiosos. Lo hace a través de una exposición que se inaugura este miércoles a las 19.00 en la sede del COAM (calle de Hortaleza, 63) con el título El Proyecto Visado. Del croquis a la arquitectura construida. La muestra, que se podrá visitar gratis hasta el 14 de julio, pretende descubrir el proceso al que se enfrenta un arquitecto antes de levantar un edificio. Lo hace a través de grandes obras madrileñas construidas a partir de los años cincuenta del siglo XX como el edificio Windsor o la Central Lechera Clesa.

El visado es un proceso poco conocido que, sin embargo, resulta clave a la hora de ejecutar los proyectos. Es una función colegiada que comprueba y valida la identidad del arquitecto y la integridad de la documentación que se presenta. Si hay algún déficit, es el colegio profesional el que lo advierte para que el error sea subsanado. Todos los profesionales están obligados a presentar el visado por imperativo legal antes de obtener la licencia de obra municipal. Se trata de la verdadera primera piedra de los edificios que encontramos en nuestras ciudades.

“Es la primera vez que se hace algo así. No es común ver los planos de instalaciones, los planos de estructura ni detalles de la construcción”, revela José María Ezquiaga, decano del COAM. El objetivo de la muestra, explica, es dar a conocer a la opinión pública el trabajo que realiza un arquitecto. “La gente se sorprenderá de la complejidad y el detalle técnico que precisa. Es cómo conocer lo que sucede en el interior de un quirófano”. Para Ezquiaga, en Madrid se está produciendo patrimonio constantemente. “A partir de los años 50 y 60 hay obras magníficas de autores que, en su mayoría han fallecido, pero que hoy son considerados maestros. La ciudadanía debe exigir a los políticos que protejan también la arquitectura contemporánea”.

El proceso de creación

En los 300 metros cuadrados de muestra se pueden encontrar 16 dibujos originales de arquitectos tan reputados como Alejandro de la Sota (Casa Huarte), Francisco Javier Sáenz de Oiza (Banco Bilbao), Genaro Alas (Fábrica de Café Monky) o Eleuterio Población (Edificio Eurobuilding), entre otros. La exposición está ilustrada con documentación representativa del Servicio Histórico del COAM y el Archivo General de la Administración. Además, cuenta con cuatro áreas expositivas que desgranan el proceso de visado: la arquitectura, la construcción, la estructura y las instalaciones.

De cada obra seleccionada, podrán consultarse tanto los originales como las copias de visado de planos de situación y emplazamientos, alzados o fachadas, de cimentación o elementos estructurales. También se expondrán planos de construcción, que solucionan la manera de construir el edificio, o los planos de las instalaciones como la de gas, agua, luz y audiovisuales. El decano del COAM, José María Ezquiaga, ha señalado que la obra surgió de una idea de su número dos, el arquitecto Carlos Lahoz, mientras el colegio estaba reordenando archivos. “Constatamos que había una documentación precisa que permite conocer la caja negra de la creación y que no estaba al alcance del público”. Ahora, y gracias a esta exposición, la arquitectura dejará de tener secretos.