Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casa Caridad atendió a un 14% más de jóvenes sin trabajo en 2016

Niños y adolescentes continúan representando el 20% de sus comensales

Casa Caridad ha presentado este jueves su memoria anual de 2016.
Casa Caridad ha presentado este jueves su memoria anual de 2016.

Casa Caridad aumentó el año pasado sus atenciones a personas necesitadas en un 11,5%, sobre todo tras la apertura de su nuevo centro social en Benicalap que atiende a personas sin hogar en estado convaleciente y a familias sin recursos. La entidad benéfica, que prestó 429.646 atenciones a lo largo del año, se ha mostrado preocupada por el aumento en un 14% de los jóvenes de entre 18 y 30 años sin empleo que recibieron ayuda alimentaria. Los niños y adolescentes representan un 20% de sus comensales. 

El presidente de la Asociación Valenciana de la Caridad, Luis Miralles, ha detallado durante la presentación este jueves de su memoria que en  2016 la entidad repartió 340.033 raciones de alimento, registró 33.394 pernoctaciones de personas sin hogar y realizó 56.219 actuaciones personalizadas desde las escuelas infantiles, los programas de higiene, los talleres de búsqueda de empleo o vivienda y las actividades del Centro de Día.

“Unas cifras que no son números, sino que son el reflejo de las personas necesitadas que cada día traspasan las puertas de Casa Caridad en cada uno de nuestros centros en busca de ayuda”, ha señalado el presidente.

La entidad benéfica se muestra preocupada por el aumento de jóvenes y niños, mujeres y personas solas que necesitan atención social.  “Tal y como hemos advertido en los últimos años, existe un problema profundo de exclusión social heredada, contra el que tenemos que luchar desde todos los ámbitos de la sociedad.

El pasado año el número de jóvenes de 18 a 30 años sin ocupación que se dirigió a la asociación a través de sus comedores sociales creció un 14%.  “Se trata de jóvenes que, una vez alcanzada la mayoría de edad, comienzan a necesitar de nuestra ayuda porque no tienen recursos de ningún tipo. Tenemos que ser capaces de frenar esta tendencia y evitar que se conviertan en jóvenes sin hogar”, ha apuntado.

En un año las personas mayores que pasan las noches en el albergue de Casa Caridad se han duplicado. “Cada vez hay más personas mayores que no cuentan con redes familiares o sociales que les ayuden y pasan a ser atendidas por Casa Caridad hasta que conseguimos plaza en residencia de la tercera edad”, ha apuntado el presidente de Casa Caridad.

En la actualidad, uno de cada cuatro valencianos vive solo y en el caso de los mayores de 65 años esta cifra aumenta hasta el 43%. “En el albergue de Casa Caridad el perfil del ‘sinhogarismo’ es el de un hombre español, mientras que las mujeres representan el 32%, 11 puntos porcentuales más que hace tan solo dos años. El tiempo medio de estancia oscila entre los 3 y 6 meses”, tal y como ha explicado el vicepresidente de la Asociación, Carlos Martínez Colomer.

Clases para niños

Casa Caridad sigue apostando por la atención social desde la infancia y, por ello, en 2016 abrió una nueva escuela infantil para niños de 1 a 3 años provenientes de familias en riesgo de exclusión. Ubicada en las instalaciones del Multicentro Social de Benicalap, la escuela infantil Obra Social La Caixa atiende actualmente a 60 niños. La demanda es grande, de hecho el curso pasado recibieron 224 solicitudes de plaza para cubrir 107 plazas libres. Es decir, el doble de peticiones que plazas disponibles.

El tesorero de Casa Caridad, Javier Carpi, ha presentado las cifras de la entidad, que se encuentra auditada y certificada por Fundación Lealtad, en lo que se refiere a la transparencia de su acción social, y por BDO en lo referente a su actividad económica. Según la memoria, Casa Caridad aumentó su base de socios, hasta alcanzar los 3.849. Las donaciones se situaron en 3.533.

Según Carpi, la entidad destinará este ejercicio 4,29 millones de euros a atención social. Por ello, desde Casa Caridad hacen un llamamiento a la ciudadanía para poder aumentar su base de socios “que son quienes nos dan la estabilidad presupuestaria que necesitamos para abrir las puertas cada día”, asegura Carpi. De hecho, el 70% de sus ingresos provienen de fuentes privadas, mientras que las subvenciones públicas representan solo el 30% de sus ingresos.

El tesorero también ha hecho balance de la campaña “Empresas con Valor” que ya suma 131 compañías socialmente responsables que quieren colaborar con su entorno más cercano y el incremento del 15,3% en el número de voluntarios, que rozan los 300.

Más información