Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranburu asume el liderazgo de LAB con el “empeño” de forjar una “alianza” con ELA

La nueva secretaria general del sindicato 'abertzale' afirma que es el tiempo de "condicionar el debate político"

Garbiñe Aranburu, elegida secretaria general de LAB con el 91,5% de los votos.
Garbiñe Aranburu, elegida secretaria general de LAB con el 91,5% de los votos.

La nueva secretaria general del sindicato LAB, Garbiñe Aranburu, ha anunciado que pondrá todo su "empeño" en construir una "alianza" con ELA, cuyo objetivo será actuar como un "contrapoder" frente a la "precariedad" y las desigualdades que genera la "simbiosis" de la patronal y los partidos que gobiernan las principales instituciones de Euskadi y el España. El líder de ELA, 'Txiki' Muñoz, ha coincidido en que ambos sindicatos deben actuar "unidos" para "condicionar" el ámbito laboral y político con mayor eficacia.

Aranburu, que relevará a Ainhoa Etxaide al frente de LAB, ha clausurado en Vitoria el 9º Congreso de este sindicato, en el que ha sido elegida con un apoyo del 91,5% de los delegados. En su intervención, ha agradecido la labor desarrollada por su antecesora al frente del sindicato, y ha destacado que el anterior equipo directivo de LAB "ha acertado" en su gestión, al llevar a la organización a "las mayores cotas de representación de su historia", informa Europa Press.

También ha destacado el trabajo de Etxaide a la hora de hacer frente a la actuación de una patronal "arrogante y agresiva", que ha aprovechado la crisis económica para incrementar la precariedad laboral y para favorecer los intereses de los sectores privilegiados, lo que ha aumentado las "desigualdades sociales".

Aranburu ha denunciado que los empresarios se benefician de unas leyes que les otorgan un poder "absoluto", y de la actitud de unos partidos que, como el PP, el PSE-EE, el PNV y UPN, les conceden "todo el apoyo y la legitimidad". Frente a esa realidad, LAB actúa como un "contrapoder", según ha indicado. La dirigente sindical ha afirmado que "la lucha es el camino", y que es necesario "multiplicar la activación y la movilización" de los trabajadores. "Tenemos que movilizarnos, limitar el poder de la patronal y hacer frente a la precarización de la vida", ha añadido. La movilización -ha indicado-- es imprescindible para poder actuar como "un verdadero contrapoder", para hacer frente a "la simbiosis entre instituciones y patronal", y para desarrollar políticas "en beneficio de la mayoría" de los ciudadanos.

Aranburu, que en referencia a los reclusos de ETA, ha pedido que los presos regresen "a casa", ha asegurado que LAB pretende "influir" en la política, ya que en la actualidad es la patronal la que ejerce su influencia, en "beneficio" propio, sobre el ámbito político e institucional.

En este sentido, se ha mostrado partidaria de trabajar para que el País Vasco "tenga toda la capacidad para decidir los temas económicos y sociales". Aramburu ha reclamado un "estado propio" para el País Vasco, y ha asegurado que "la falta de capacidad de decidir" en el ámbito económico y social ocasiona "el deterioro de los salarios y de las condiciones laborales".

La secretaria general de LAB ha acusado al PNV de "dar por buena" la "subordinación" respecto al Estado. Además, ha denunciado que los 'jeltzales' "comparten proyecto" con el PP y la patronal. En referencia a los acuerdos alcanzados económicos y presupuestarios alcanzados entre el PNV y el PP, ha reprochado a los 'jeltzales' que aporten "estabilidad" a un gobierno del PP "totalmente corrupto".

Aranburu también ha criticado al PNV que pacte con una formación que, como el PP, "se niega a la resolución del conflicto" y rechaza la "capacidad de decisión" de los vascos. Asimismo, ha negado que, tal y como afirma el PNV, exista una "bilateralidad" en las relaciones entre Euskadi y el Estado español. "¿Bilateralidad con quién? ¿Acaso no ha dejado claro el proceso de Cataluña que no hay espacio para la bilateralidad?". La representante sindical ha subrayado que los soberanistas catalanes "tienen clara la hoja de ruta", y que "ese es el camino" a seguir.

En el caso de Euskadi, ha propuesto crear "alianzas a la izquierda" entre agentes sindicales, sociales y políticos, con el fin de "poner en marcha un proceso soberanista que prime el eje social". En este sentido, ha asegurado que "para LAB tiene mucha importancia la alianza a construir con ELA y la mayoría sindical vasca". Esa formula, según ha dicho, sitúa al sindicalismo en una situación "mucho mejor" para afrontar la "lucha" con la patronal y para dotar de "contenido social" al proceso soberanista. "Tenemos que responder con la responsabilidad que exige la situación. LAB y ELA tenemos estrategias diferentes, somos dos proyectos sindicales; pero en lugar de enrocarnos en nuestras estrategias propias, es el momento de ser valientes, de arriesgar, porque los trabajadores y el pueblo lo necesitan". Aranburu ha asegurado que LAB "pondrá todo su empeño" para avanzar en esa dirección.

En el Congreso de LAB también ha intervenido el secretario general de ELA, Txiki Muñoz, que se ha pronunciado en una línea similar a la de Aramburu respecto a la conveniencia de una "alianza" entre ambos sindicatos. Ha asegurado que ELA y LAB tienen "un gran potencial". "Si actuamos unidos, podemos hacer cosas muy importantes, podemos condicionar la política, condicionar el ámbito laboral, social y político para llevar impulsar el soberanismo", ha manifestado. El líder de ELA ha reconocido que será necesario superar las "diferencias" que mantienen ambas organizaciones en algunos temas, pero ha reiterado que es necesario "actuar unidos".