Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universitat de València reclama a los okupas del colegio mayor Lluís Vives el “desalojo pacífico”

Diez asaltantes han logrado acceder al inmueble esta mañana a pesar de la vigilancia privada

El colegio mayor Luis Vives de Valencia, cerrado desde 2012. Ampliar foto
El colegio mayor Luis Vives de Valencia, cerrado desde 2012.

La Universitat de València ha reclamado a la decena de personas que ocupan el colegio mayor Lluís Vives el "desalojo pacífico" del edificio para mantener "la preservación del legado histórico y la puesta en funcionamiento de las instalaciones para las finalidades universitarias". Y ha reiterado su "compromiso con el diálogo" como vía para la resolución de los conflictos.

El centro universitario ha lanzado este mensaje después de que una decena de personas haya conseguido introducirse en el interior del inmueble para relevar a los dos okupas que permanecían en su interior. Esta incursión llega después de que en mayo una veintena de personas okupara el centro tras forzar la entrada que da a la calle y la del edificio y colgaran una pancarta en la fachada con el lema La ingovernable. Espai alliberat. De ellos, dos permanecían en su interior y han salido tras ser relevados por la decena de okupas que han conseguido entrar este miércoles.

La Universitat ha destacado en un comunicado que se trata de una universidad pública que "se ha caracterizado siempre por el diálogo en la resolución de conflictos", disponiendo de diferentes órganos y mecanismos de participación abiertos a toda la comunidad universitaria, y ha explicado que inició el pasado viernes un "proceso de mediación" para la resolución de esta situación, contando con el ofrecimiento realizado por miembros de la Federación Valenciana para la Mediación.

La Universitat está estudiando la notificación de un Juzgado de Instrucción de València en la cual se traslada cédula de ofrecimiento de acciones judiciales en favor de la UV en el marco del auto judicial de instrucción de diligencias previas por el acceso no autorizado al edificio y la permanencia en estas instalaciones que, recuerda, "puede suponer un riesgo para la seguridad de las personas, dada la situación estructural del edificio".

La UV también ha recordado que el pasado 1 de mayo el edificio del antiguo colegio Lluís Vives fue objeto de una "ocupación violenta" por parte de un conjunto de personas que emplearon "el uso de la fuerza sobre este histórico edificio. La Universitat ha subrayado que en el marco de los trabajos ordinarios de mantenimiento y preservación del patrimonio universitario, se detectaron "graves déficits estructurales" en el edificio Lluís Vives, motivo por el que se cerró en 2012.

El centro ha detallado que dos informes independientes y externos, así como un informe de la propia Unidad Técnica de la UV identificaron esta "patología estructural" del edificio, que "impide su utilización atendido los riesgos que puede suponer para la seguridad de las personas".

Desde entonces, han continuado, se ha trabajado en "el análisis de las diferentes alternativas que pueden permitir rehabilitar el edificio" y "su recuperación para usos universitarios" de este Bien protegido de Relevancia Local, "en un contexto de profunda crisis económica, financiera y fiscal que ha limitado seriamente la capacidad inversora del presupuesto de la UV".

Estos proyectos han sido objeto de estudio desde diferentes vertientes y se encuentran en proceso de desarrollo y análisis de viabilidad, según ha explicado la institución académica.