Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona pagará 870.000 euros por haber utilizado software pirata en el Ayuntamiento

El importe sirve de indemnización a la empresa Novell i Netiq, que demandó al Consistorio en 2013 por no pagar licencias informáticas

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona con Gerardo Pisarello de alcalde accidental.
El pleno del Ayuntamiento de Barcelona con Gerardo Pisarello de alcalde accidental.

El Ayuntamiento de Barcelona pagará más de 870.000 euros a la empresa informática Novell i Netiq a cambio de que retire la demanda por haber utilizado software informático de forma pirata. Un informe de la dirección de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Barcelona ha sido demoledor y ha aconsejado llegar a un acuerdo con la empresa. El documento considera que Novell i Netiq tiene suficientes argumentos como para ganar el contencioso.

El consejo de administración del Instituto Municipal de Informática (IMI) aprobará el jueves abonar 871.818 euros a la empresa. Igualmente, se propondrá “resolver por la vía extrajudicial el litigio y reconocer el uso indebido que se hizo de la licencia”, asegura una portavoz municipal.

En 2013, con Xavier Trias en la alcaldía, la empresa demandó al Consistorio barcelonés por no haber abonado las licencias de los programas informáticos y exigía 2.974.359 euros en conceptos de licencias, mantenimientos e intereses de demora. Según la sociedad, en 77.000 ordenadores municipales había software pirata. El litigio se intentó resolver extrajudicialmente durante el mandato de Trias, pero no se llegó a ningún acuerdo.

El próximo 15 de noviembre dos testigos han sido citados a declarar, pero el Ayuntamiento quiere evitar el juicio, ya que los abogados municipales consideran que tal y como está ahora el proceso existe el riesgo “jurídico de que las pretensiones de la sociedad demandante prosperen”. Ahora, tras un informe de los servicios jurídicos, el equipo de Ada Colau ha llegado a un principio de acuerdo con la empresa.

El gobierno municipal actual asegura que el problema se inició en 2011, bajo el mandato del socialista Jordi Hereu, debido al incremento del parque informático municipal en diferentes áreas del Consistorio. Un informe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento reconoció una deuda de los citados casi 872.000 euros con Novell i Netiq. Desde el Ayuntamiento se asegura que para evitar “desajustes en el uso de licencias y el crecimiento del parque informático de las grandes administraciones", se ha hecho una auditoria interna que "pone las bases para garantizar un mayor autocontrol en el uso de licencias e intentar evitar este uso indebido en el futuro”.

Por su parte, Ciudadanos solicita una comisión de investigación que estudie la gestión del exregidor de CiU, Antoni Vives, que fue el responsable del IMI bajo el mandato de Trias.