Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sí que es Pot invita a la Generalitat a tener el aval de la Comisión de Venecia

Coscubiela insta a que ese ente otorgue el reconocimiento internacional al referéndum

Lluís Rabell camina junto a Joan Coscubiela.
Lluís Rabell camina junto a Joan Coscubiela.

Catalunya sí que es Pot ha emplazado este mediodía al Gobierno catalán a que busque el reconocimiento internacional del referéndum a través de la Comisión de Venecia, el organismo que marca las directrices para solucionar conflictos refrendarios, para celebrar el referéndum de autodeterminación en Cataluña. Joan Coscubiela, portavoz ecosocialista, ha recordado que su grupo político defiende la consulta omitiendo si debe de ser pactado o no con el Gobierno central y por ello ha instado a que sea la Comisión de Venecia la que otorgue el respaldo. Catalunya sí que es Pot sostiene que tiene el acuerdo implícito de los comunes, el espacio liderado por Ada Colau y Xavier Domènech, que no están en la Cámara catalana, al compartir la estrategia.

En una interpelación en el Parlament, Coscubiela ha emplazado a Oriol Junqueras, vicepresidente del Gobierno, a concretar ya cuándo y cómo quieren celebrar la consulta cuando solo faltan cuatro meses para que en teoría se celebre. Junts pel Sí y la CUP pactaron que, como muy tarde, debería realizarse a final de septiembre.En tono contundente, el ecosocialista ha invitado al republicano a acudir "ya" a la comisión de Venecia para lograr el aval del referéndum de acuerdo con la vía establecida en su propio reglamento. "Y fíjese si en lo que digo. Y que me escuche bien todo el mundo", ha remarcado Coscubiela, "hablo de la convocatoria sea cual sea la modalidad. Y no me refiero a pactado si o pactado no. Pero se haga como se haga, tiene que tener un mínimo aval internacional y para nosotros debe ser el de la comisión de Venecia".

Junts pel Sí y la CUP descartan la vía porque a la Comisión de Venencia solo pueden recurrir los Estados

Junqueras ha celebrado el paso dado por Catalunya sí que es Pot pero no ha ocultado su escepticismo porque es consciente de que difícilmente el Gobierno catalán podrá recabar el apoyo del Gobierno central. "Estaré encantado de buscar el consenso si lo que nos propone es un acuerdo que está en condiciones de exigir a todas las partes. Pero insisto: no pretenda poner unas condiciones que sabe que son inasumibles teniendo en cuenta la actitud sistemática (de oposición) del Gobierno español a través de sus órganos. Fuentes de Junts pel Sí matizaron horas después que a la Comisión de Venecia solo pueden recurrir los Estados por lo que no la ven una vía factible. La diputada Mireia Boya fue más allá y dijo en Twitter: "A ver, tramposos. El aval de la Comisión de Venecia lo piden los Estados. Nosotros a seguir con el código de buenas prácticas para tener después el reconocimiento".

Hablo de cualquier convocatoria sea cual sea la modalidad: y no me refiero a pactado o no pactado", dice Coscubiela

La comisión de Venecia, que depende del Consejo de Europa, emite dictámenes y asesora cómo se deben formular las convocatorias refrendarias. Su Código de Buenas Prácticas contemplan, sin embargo, una serie de requisitos que los grupos independentistas no cumplen: la consulta no debería contravenir la Constitución ni la legalidad y, como mínimo, la ley del referéndum -en el caso de que se diera por válida la que promueve el Gobierno catalán en secreto- no podría ser modificada un año antes de llamar a votar. El proyecto de ley de la denominada ley de desconexión sigue en secreto. El Código de Buenas prácticas no estipula ni un mínimo de participación -para que los contrarios a un postulado no lo boicoteen con su abstención- ni la victoria del "si" o del "no" como pasó en Escocia.

Tras el debate, Junts pel Sí emitió un comunicado en el que celebró el paso dado por Catalunya Sí que es Pot a favor de un referéndum aunque no tenga el aval del Estado. "El referéndum irreversible va sumando soportes. Y este es un paso importante", dijo Marta Rovira, portavoz de grupo mayoritario, recordando que el 80% de los ciudadanos catalanes están a favor de votar. Domènech ha hablado hoy con Junqueras, según se desprende de un mensaje en las redes sociales de Gabriel Rufián, que le ha afeado que no se hubiera puesto en contacto con Joan Tardà. Este miércoles por la noche, Joan Josep Nuet, líder de Esquerra Unida i Alternativa y secretario de la ejecutiva de Un país en comú, ha apuntado como posibilidad que los comunes consulten a sus bases si apoyan o no un referéndum unilateral. Ese paso ya lo dio hace dos semanas Albano Dante Fachin, líder de Podem y que está fuera de la confluencia.

Pique entre Romeva y Ciudadanos por la consulta

La sesión parlamentaria ha vuelto a reflejar la tensa relación entre el consejero de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, y Ciudadanos. El portavoz de la formación naranja, Carlos Carrizosa, ha ironizado con que el Gobierno de Mariano Rajoy debería contratar a Carles Puigdemont y al mismo Romeva porque son quienes consiguen "más comunicados internacionales en favor de la unidad de España". El consejero le ha replicado afirmando que permitan votar si tan claro tienen que los ciudadanos no quieren la independencia. "Si tan claro tiene que no es lo que quiere el pueblo de Cataluña, si tan claro nadie nos hace caso, que nadie nos escucha y nos escuchará", ha dicho,"Esta es la oportunidad idónea para poner las urnas. Si realmente tiene tan claro que esto no va a ningún lado, votemos y dejamos de preocuparnos de este tema".