Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición dice que el autobús de Podemos no se ajusta a la Ordenanza de Publicidad Exterior de Madrid

El PP presentará una iniciativa en el pleno para que todos los partidos condenen el autocar por incitación al odio

El autobús de Podemos por las calles de Madrid.

El autobús que Podemos puso en marcha el pasado lunes por Madrid (llamado Tramabus) y que va decorado con retratos de políticos, empresarios y periodistas, integrantes de una supuesta "trama" que alude a una red corrupta de políticos y empresarios, no se ajusta a la ordenanza municipal. Así lo denuncia el grupo popular del Ayuntamiento de Madrid en contra de la opinión oficial del equipo de gobierno, que defiende la legalidad del vehículo. El PSOE exige a la alcaldesa, Manuela Carmena, que exprese su "malestar", mientras que Ciudadanos cree que el autobús "puede lesionar el honor" de las personas cuya imagen aparece en el vehículo.

La legislación municipal, si bien permite que las ONG, partidos políticos y entidades vecinales hagan promoción de sus actividades en vía pública, es taxativa en lo referente a la publicidad. En concreto, cuando una campaña de marketing o de propaganda "atente contra la dignidad de la persona o vulnere valores y derechos reconocidos en la Constitución especialmente los que se refieren a los artículos 14, 18 (derecho al honor y a la imagen) y 20 (derecho a recibir información veraz)", según marca la Ley General de Publicidad del 11 de noviembre de 1988. La ordenanza municipal vigente afirma que se "podrá disponer la retirada inmediata de forma cautelar" en el caso de que se detecten violaciones de esos derechos.

El concejal de Seguridad de Madrid, Javier Barbero, sostuvo este martes que, al tratarse de una iniciativa de un partido político, es legal. Desveló que Podemos solicitó autorización al Ayuntamiento antes de fletar el vehículo y que el Consistorio les contestó que no necesitaban ningún permiso, porque, “en principio, las organizaciones políticas pueden desarrollar sus campañas sin ningún problema en ese sentido ya que no altera para nada la ordenanza de publicidad exterior”.

El PP considera, sin embargo, que el autobús viola el derecho al honor de algunas de las personas cuya imagen aparece en el vehículo, como Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento; o los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar, los periodistas Eduardo Inda y Juan Luis Cebrián (presidente del Grupo PRISA, editora de EL PAÍS). En el autobús también están retratados el extesorero del PP Luis Bárcenas o el expresidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán.

La cuestión jurídica ataña, según los populares, a que "entre las personas aparecen mezcladas algunas condenadas por la comisión de delitos junto con otras sobre las que no existe ningún tipo de acusación ni, mucho menos, de condena judicial". Por ello, el PP presentará al pleno municipal del próximo 26 de abril una preposición de condena de la iniciativa.

El PSOE, socio de investidura de Carmena, criticó la iniciativa de Podemos tanto el lunes como el martes. Los socialistas exigen a la alcaldesa, Manuela Carmena, que exprese su "malestar" por una campaña que difama al expresidente Felipe González. Elena Valenciano, europarlamentaria del PSOE, apeló directamente a la alcaldesa en las redes sociales: "Querida alcaldesa Manuela Carmena: espero que repruebe ese autobús de Podemos que juzga a Felipe González culpable de no se sabe qué delito".

Desde Ciudadanos también creen que la campaña lanzada por Podemos "puede constituir una lesión al derecho al honor". La formación liderada por Begoña Villacís asume que esta campaña es "menos flagrante" que la de Hazte Oír, pero asegura que pedirá al gobierno de Ahora Madrid que demuestre su Podemos realmente presentó una petición para fletar el vehículo. "Más que dedicarse a hacer publicidad, ya que Madrid es la plaza pública de Podemos, el gobierno local debe dedicarse a trabajar y gestionar la ciudad", afirmó este martes la concejal de Ciudadanos, Silvia Saavedra.

El antecedente de Hazte Oír

Podemos puso en circulación un autobús con las caras de los que según la formación de Pablo Iglesias constituyen la "trama". Con este término, que sustituye al de "la casta", la formación pretende señalar la existencia de una supuesta conexión entre dirigentes políticos y económicos que "sirva para entender cómo corrupción e impunidad son significantes asociados a un modelo de desarrollo económico y de gobernanza que ha fracasado", según palabras de Iglesias. El nuevo discurso apunta, además de a la clase política, también a empresarios y periodistas.

En el pasado mes de febrero, el autobús de la asociación ultracatólica Hazte Oír fue bloqueado por las autoridades municipales por contravenir la Ordenanza de Publicidad Exterior. Entonces el gobierno de Carmena decidió paralizar al vehículo de forma cautelar a la espera de que se determinara si incurría en un delito de odio.

Más información