Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terremoto Brossa

13 museos y fundaciones se alían con la fundación del poeta para reivindicar su legado programando actividades y exposiciones

Brossa en el terrado de su casa de la calle Balmes, en los años cincuenta.
Brossa en el terrado de su casa de la calle Balmes, en los años cincuenta.

El poeta y dramaturgo Joan Brossa (Barcelona, 1919-1998) es un artista plástico excepcional. Tanto, como que 13 entidades se alíen para revitalizar su obra y su legado sin que medie la celebración de un aniversario con la intención de dar una sacudida y que Brossa vuelva a estar en el epicentro creativo que tuvo en vida. Es lo que pretende el nuevo equipo directivo de la fundación del artista presidido por Vicenç Altaió, que estrenara en 2018 nueva sede en La Seca II, un espacio situado en la misma manzana que La Seca, dentro del histórico recinto que albergó la ceca de Barcelona desde el siglo XIV. Por primera vez los responsables del Ateneu Barcelonés, Can Manyè de Alella, la Esmuc, la Filmoteca de Catalunya, las fundaciones Miró, Tàpies y Vila Casas, el Institut de Cultura de Barcelona, el Institut del Teatre, el Teatre Nacional de Catalunya, además de La Seca Espai Brossa y la propia fundación del artista, se han aliado para programar, de forma conjunta, actividades relacionadas con este irrepetible artista.

Los responsables de estas entidades visualizaron ayer este empujón para recuperar al artista. Primero se fotografiaron junto a Barcino, nombre de la ciudad romana que dio origen a la actual Barcelona, y uno de sus poemas visuales corpóreos más conocidos, aunque la mayoría de los que se hacen fotografías junto a él desconocen su autoría. Luego se desplazaron al Macba donde enumeraron las principales actividades, entre ellas la exposición Poesia Brossa que le dedicará desde septiembre este museo que recibió hace seis años en depósito el fondo del poeta con más de 52.000 documentos y 120 poemas visuales. Según su director Ferran Barenblit, ocupará toda la primera planta y será una revisión de su trabajo, desde los primeros libros, hasta sus últimas investigaciones plásticas, pasando por el teatro, el cine, la música, las perfomances y la mezcla de todos ellos, que tanto le gustaban al artista. La muestra viajará luego al Artium de Victoria.

Ni Museo de las Culturas, ni Gabinete Numismático

Tras dejar su estudio el escultor Manel Àlvarez, el Ayuntamiento compró el espacio que ocupará La Seca II pese a que comenzó a reformarse para albergar las oficinas y la acogida de estudiantes del Museo de las Culturas del Mundo, el centro que Jaume Ciurana inauguró en febrero de 2015 en la calle Montcada.

Los trabajos para acondicionar el espacio sacaron a la luz la ceca de Barcelona que estuvo activa entre los siglos XIV y XIX, donde nació y se acuñó la primera peseta. El cambio de Gobierno municipal paró el proyecto de ampliación y el propio museo. El pasado del edificio hizo que se barajara instalar el Gabinete Numismático, con sede en el MNAC de Montjuïc. Al final, ha sido la Fundación Joan Brossa la que se ha llevado el gato al agua, por lo que donde se acuñaron monedas, brotará poesía.

Es solo uno de los muchos actos programados a partir del próximo mes de abril de lo que se ha denominado Epicentro Brossa que irá calentando motores de cara a 2019, en el que se celebrará el centenario del nacimiento del artista en el que está previsto reeditar la poesía completa y el catálogo razonado de la obra plástica, así como el teatro completo, además de conseguir estrenar una ópera largamente esperada que lleva la firma musical de Josep Maria Mestres Quadreny, la escenografía de Antoni Tàpies y el libreto de Joan Brossa. “El objetivo de la nueva etapa de la fundación es conseguir la internacionalización que Brossa no ha tenido”, explicó Altaió, sentado junto Hermann Bonnín, director del Espai Joan Brossa, “que lleva más de 20 años reivindicando su teatro”, según Altaió. “Es el gran olvidado, un poeta maltratado e ignorado. Espero que todos los actos programados sirvan para abrir los ojos a las generaciones del presente y del futuro”, aseguró Bonnín.

Rosa María Malet, Vicenç Altaió, Daniel Giralt Miracle, Esteve Riambau, Mercè Pomer, Hermann Bonnín, Glòria Bordons, Xavier Albertí, Magda Puyo, Ferran Barenblit y Frederic Salas, junto al poema visual de Brossa 'Barcino'.
Rosa María Malet, Vicenç Altaió, Daniel Giralt Miracle, Esteve Riambau, Mercè Pomer, Hermann Bonnín, Glòria Bordons, Xavier Albertí, Magda Puyo, Ferran Barenblit y Frederic Salas, junto al poema visual de Brossa 'Barcino'.

El barbero del poeta

En este sentido, Altaió explicó que la fundación, a la cual sucede en la dirección a Mestres Quadreny, creará un Centro de Estudios para impulsar el conocimiento, estudio y la relectura de la obra de Brossa, con la intención de hacerla comprensible a las nuevas generaciones.

Xavier Albertí enumeró las cinco actividades programadas por el TNC, entre ellas la instalación de Cabosanroque que produce música de acuerdo con la lógica de la poesía de Brossa o las actuaciones de Carles Santos, Jordi Oriol y Sergio Blanco. En el Espai Brossa, Bonnín dirigirá a Àngels Bassas, Àlex Casanovas y Abel Folk en la comedia surrealista Diumenge, mientras que en la Fundación Tàpies, el barbero que durante 17 años le cortó el cabello a Brossa y a Tàpies recordará las anécdotas de estos años mientras ejerce su profesión con Carles Guerra, el actual director de la Fundación del pintor, en un ambiente de aires brossianos.