Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDeCAT aumenta su control sobre TV3 con la designación de Sanchis

El comité de empresa y el Sindicato de Periodistas critica el nombramiento

El nuevo director de TV-3, Vicent Sanchís.
El nuevo director de TV-3, Vicent Sanchís.

Jaume Peral ha durado poco más de un año al frente de la dirección de TV3. El consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) votó ayer el nombramiento del periodista Vicent Sanchis como su relevo. La designación llega después de una agria sesión de control en el Parlament, el pasado viernes, en la que la vieja guardia de la antigua Convergència escenificara la pérdida de confianza en el hasta ayer máximo responsable de la televisión catalana. El Sindicato de Periodistas de Cataluña y el comité de empresa del canal ven en el nombramiento “un golpe convergente”.

Peral, exdirector de informativos de TV3, justificó su renuncia “por motivos personales”, según la CCMA. El relevo llega en un momento en que confluyen varias situaciones empresariales y políticas. Por un lado, las cifras de audiencia muestran un desgaste. Televisió de Catalunya cerró el año pasado con una cuota del 11,4%. A pesar de mantener el liderazgo, está muy amenazada por cadenas de ámbito estatal. Las apuestas novedosas en la parrilla no han servido de revulsivo.

El pasado viernes, en la sesión de control a la corporación en el Parlament, una de las preguntas más críticas vino del diputado Jordi Cuminal (Junts pel Sí). El parlamentario increpó a Peral por el hecho de que no se citara a El Mundo en una pieza del Telenotícies sobre el caso Palau.

Críticas de la plantilla al nombramiento

Los comités de empresa y profesional de TV3 emitieron ayer un comunicado conjunto en el que criticaron la designación de Vicente Sanchis. “Mina la credibilidad del medio”, denuncian.

La plantilla pide un consejo de gobierno "desgubernamentalizado y despolitizado".

El Sindicato de Periodistas cree que “se impone de forma sectaria a un director afín a la mayoría del Govern”.

“Si se ha demostrado que [la fuente] dice mentiras y hay querellas en su contra. ¿Por qué hacemos una noticia con ella? ¿Las portadas de El Mundo son una fuente en que TV3 se basan para abrir informativos?”, preguntó Cuminal, aclarando que era una pregunta sobre “método” y no sobre la temática. Peral defendió la profesionalidad de su equipo “se trate del tema que se trate”.

La cobertura que está haciendo TV3 de los casos de corrupción que azotan a la extinguida Convergència molesta dentro de la vieja guardia de Artur Mas en el PDECat. Solo dos días después de la sesión de control, el domingo por la tarde, los seis miembros del consejo de gobierno de la CCMA fueron convocados de urgencia para ayer por la mañana.

El único nombre que se encontraron sobre la mesa para reemplazar a Peral fue el de Sanchis, hasta ayer director adjunto del diario digital El Món y vinculado al pujolismo. Algunas fuentes del consejo criticaron que solo hubiera un nombre, pero otras recuerdan que la misma situación se repitió con el nombramiento del propio Peral o de Saül Gordillo, actual director de Catalunya Ràdio. El nuevo presidente de TV3 fue elegido con cuatro votos a favor, según fuentes del máximo órgano decisiorio de la CCMA, un dato que no fue confirmado porque las votaciones son secretas.

El nombramiento no fue bien recibido por los comités profesional y de empresa del canal. Consideran que “no hay argumentos claros y profesionales” para justificar el cambio. “El nombramiento de Sanchis no es una buena señal para la independencia profesional y la pluralidad”, aseguraron en un comunicado conjunto. Los trabajadores defienden que Peral pedía una mejor financiación para TV3 y que “la buena cobertura informativa [de los casos de corrupción que salpican a la antigua Convergència] no se pueden ver interferidas por decisiones extraperiodísticas”.

“De manera inesperada y sin explicaciones, se ha cambiado el director de TV3”, denunció por su parte el Sindicato de Periodistas de Cataluña, que criticó su “alineación” con “Convergència y el pujolismo”. Este diario trató de contactar con Sanchis vía la CCMA para conocer sus planes de futuro para la televisión catalana pero la corporación alegó problemas de agenda. Según la nota de la corporación, el nuevo director llega “con la voluntad de dar máxima ambición al proyecto audiovisual”.