Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podem y el núcleo de Colau apuran la negociación del nuevo partido

La formación morada fija hoy su posición sobre el ultimátum que lanzó a los comunes

Albano Dante Fachin, nuevo secretario general de Podem Cataluña.
Albano Dante Fachin, nuevo secretario general de Podem Cataluña.

La dirección de Podem y miembros de los comunes, como así se denomina el entorno más próximo a Ada Colau, apuraron ayer las negociaciones sobre cómo encarar el proceso de construcción del partido que alienta la alcaldesa de Barcelona. La ejecutiva del partido morado, liderado por Albano Dante Fachin, anunció el martes que hoy revelaría su posición y el estado real de las negociaciones para que los inscritos en Podem las conozcan al detalle y decidan si se suman o no a la confluencia. El ultimátum de Podem concluye hoy y, por ello, las dos partes estaban intentando explorar una salida al bloqueo.

El conflicto reside básicamente en que Podem rechaza que los cuatro partidos que impulsan la confluencia —Barcelona en Comú, Iniciativa, Esquerra Unida y Podem mismo— consensuen una lista con los 30 nombres de la futura ejecutiva porque entiende que eso responde a las “cuotas pactadas en despachos”. Podem no quiere una votación que entiende teledirigida y pide que los afiliados elijan a personas. Los comunes quieren que voten quienes se hayan inscrito en la página de Un país en común —la plataforma embrionaria del nuevo partido— y Podem que lo hagan también sus 45.000 inscritos. Los otros partidos tienen una militancia muy inferior -a lo sumo movilizan a 2.000 militantes- y temen que una votación masiva de los afiliados al partido de Pablo Iglesias desequilibre la correlación de fuerzas.

Estamos obligados a llegar a un acuerdo para asaltar la Generalitat", dice Joan Giner, de Podem, tras acudir  a una asamblea de los estibadores del Puerto

Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, que acudió ayer a la clausura del proceso participativo del partido, en el que se han involucrado 3.000 personas, consideró que su método de elección es “inexcusable” porque permite tanto elegir listas como personas. El futuro líder de la formación —no cuestionado en esa función por Podem— dijo la semana pasada que la votación será abierta, que es partidario de consensuar una lista pero que todo el mundo es libre de promover la propia.

Fuentes conocedoras de la negociación aseguran que los impulsores de la confluencia llegaron a plantear una lista encabezada por Domènech y cerrada por Colau invitando a Podem a presentar una propia. Pese a todo, la ejecutiva del partido morado lanzó el sábado un mensaje conciliador. El diputado Joan Giner, número dos de Podem, en confió en alcanzar un acuerdo, aunque sea sin prisas, porque la izquierda está “obligada a asaltar la Generalitat”. "Hay que "hacer las cosas bien para ser una alternativa de Gobierno", dijo tras intervenir, junto a otros miembros de la ejecutiva, en una asamblea de los estibadores del Puerto a los que dan apoyo en su lucha contra el Gobierno. De hecho, los comunes acceden ahora a que pueda haber votación on line y que no sea solo presencial el 8 y 9 de abril cuando se funde el nuevo partido.