Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre de 80 años recorre 30 kilómetros a la inversa en la A-52

La Guardia Civil puso en 2016 un centenar de denuncias por casos de personas mayores que conducían por autovías en sentido contrario

Santiago de Compostela

Los paneles luminosos de los pórticos de la autovía alertaban sin descanso: "Vehículo en sentido contrario. Extremen precaución". Y enseguida empezaron a aparecer por los accesos de la A-52 todos los coches patrulla que la Dirección General de Tráfico consiguió movilizar en la zona. Actuaban "sin demora", asegura la Guardia Civil, porque la urgencia era extrema. Sobre las ocho de la tarde del pasado día 18, cuando ya había oscurecido por completo, la Central Operativa del Subsector de Tráfico ourensano recibió un aviso del 112. Varios conductores que viajaban en dirección a Benavente por la Autovía das Rías Baixas, a la altura de Riós (Ourense), habían dado la voz de alarma telefoneando a Emergencias porque de milagro habían logrado esquivar un turismo que circulaba en sentido contrario.

Solo un cuarto de hora después, según ha informado esta tarde la Guardia Civil de Ourense, las patrullas consiguieron interceptar el Renault Megane que circulaba a la inversa sin atisbo de duda de estar haciendo bien las cosas. Al volante iba un hombre de 80 años, S.B.C., vecino de Trasmiras, que obedeció las órdenes abrumado y comentó a los agentes que estaba convencido de que él, y no todos los otros, era el que circulaba correctamente. El conductor había recorrido así más de 30 kilómetros, y afortunadamente los demás vehículos lograron desviarse a tiempo para no chocar con él.

El Megane fue detenido en el punto kilométrico 172, a la altura de As Estivadas. "Ante esta situación", relata la Guardia Civil en una nota, "los agentes decidieron retirar el vehículo de la autovía y trasladarlo hasta la explanada de un restaurante próximo, y desde allí se pusieron en contacto con un hijo del conductor, para que se desplazase hasta ese lugar para hacerse cargo tanto de su padre como del auto".

Esta "incidencia", explica el instituto armado, "no puede calificarse como un acto kamikaze”, puesto que "la entrada y la posterior circulación en sentido contrario obedecieron más a un déficit de atención y desorientación del conductor que a una actitud consciente y deliberada". Según los cálculos de la Guardia Civil en Galicia, al año se presentan más de 100 denuncias de Tráfico por casos de personas de la tercera edad que son sorprendidas circulando en sentido contrario por autovías.

Menos de un 10% de los sucesos de este tipo que se registran en las carreteras gallegas son actos de conductores considerados kamikazes, entre ellos, sobre todo, personas de menor edad que se incorporan a la circulación, a la inversa y a gran velocidad, con intención suicida. A finales del año pasado hubo varios casos graves en las carreteras gallegas, como el del hombre de 25 años que llegó a circular unos 40 kilómetros a la inversa en los dos sentidos y entró dos veces en la autovía A-6 entre las localidades de Coirós, Guitiriz y Aranga (provincias de A Coruña y Lugo). Murió él, pero también un hombre que conducía correctamente. Además, aquel día de septiembre en la A-6 resultó herida la conductora de un tercer vehículo.

Por los hechos del día 18, además de la denuncia administrativa, los agentes han solicitado una prueba psicotécnica extraordinaria para el conductor. Sospechan que sufre una "pérdida de las aptitudes psicofísicas para la conducción de vehículos a motor". Es un protocolo habitual que en provincias como Ourense o Lugo acaba desembocando en la pérdida del carné de casi un centenar de jubilados cada año.

Desde el Subsector de Tráfico en Ourense se insiste en la conveniencia de que "todas aquellas personas que sepan o desconfíen de que algún familiar suyo haya perdido las facultades para la conducción, informen a las autoridades". Así "se podrán evitar situaciones como esta, con el consiguiente peligro tanto para el propio conductor como para los demás usuarios de las vías públicas".

 

Más información