Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA A MARIANO GOMÀ

“Puigdemont irá a Bruselas y no lo recibirá nadie”

El presidente de Societat Civil cree que "la mayoría de los catalanes querrían una financiación más justa"

Mariano Gomà, durante la entrevista.
Mariano Gomà, durante la entrevista.

Mariano Gomá (Barcelona, 1952), arquitecto y escritor, preside Societat Civil Catalana, entidad contraria al soberanismo.

Pregunta. ¿Cómo analiza que el presidente Carles Puigdemont asegure que habrá referéndum, aunque sea unilateral?

Respuesta. Mi impresión es que no se hará. No porque la Generalitat no quiera, es que no tendrá validez legal y técnicamente no podrán. El 9-N lo hicieron porque pillaron a contrapié a todo el mundo. Pero igual esta vez las escuelas no abren. Supongo que el Gobierno central lo podrá frenar porque implica un dispendio. Pero se inventarán algo para no generar frustración: unas elecciones-referéndum o algo así.

“El referéndum no se hará porque no tendrá validez, pero se inventarán algo”

P. Puigdemont no fue a la conferencia de presidentes.

R. Me parece muy grave. Una parte importante de catalanes no entiende que se rechace un puente de diálogo sobre financiación. Como catalán me siento frustrado. Y en cambio va a Bruselas [mañana dicta una conferencia] y no lo recibirá nadie.

P. ¿Cómo lo sabe? [La entrevista se hizo el pasado martes].

R. Lo intuyo: esos viajes se aprovechan para hacer visitas institucionales. No lo van a lograr. Su propio grupo en el Europarlamento, ALDE, se ha desmarcado. Irá el autobús de acólitos que le acompañan. No me lo invento, lo he visto. El famoso Diplocat ha hecho actos en Italia, Inglaterra, Bélgica, Polonia y Dinamarca. Hemos ido de oyentes y van más jefes que indios. Pero luego se vende muy bien aquí.

P. El Gobierno quiere ahora dialogar. ¿Reaccionó tras no calibrar la importancia del movimiento independentista?

R. Sí, quizás no calibró las consecuencias de no haber tenido una franca voluntad de diálogo o una presencia constante en Cataluña. Y ahora debe recuperar el espacio perdido. En eso están y lo celebro. Por eso no es demasiado caballeroso que Puigdemont no vaya a la reunión de presidentes y vaya luego a Bruselas a la nada.

P. ¿Cómo solucionaría el conflicto soberanista?

“La mayoría de catalanes querría una financiación más justa”

R. Lo primero es el diálogo y el cariño. Hay que ir a las reuniones con las manos tendidas y no con los puños cerrados. La mayoría de catalanes querría una financiación más justa y mejorar déficits en infraestructuras. Tampoco pasaría nada si en el Congreso se hablara catalán o vasco. Esa apertura le conviene a España: vería que el catalán también es un idioma español y al pueblo catalán le satisfaría. Con esas mejoras, el independentismo bajaría y podría perder la mayoría absoluta.

P. ¿Cree que la convivencia se ha deteriorado?

R. He sido presidente de los arquitectos de Lleida, de España y de la Cruz Roja. Y cuando algunos supieron de mi nuevo cargo me reprocharon: “¿Cómo te has metido ahí? Has perdido todo el prestigio”. Con eso he contestado a la pregunta.

P. ¿Por qué la Asamblea Nacional Catalana aúna en sus convocatorias a todo el independentismo y ustedes no logran hacer lo mismo el 12 de Octubre o el Día de la Constitución?

R. Nosotros somos constitucionalistas, transversales, nacimos para defender la catalanidad dentro de España. En nuestro mundo están los partidos constitucionalistas no independentistas y me gustaría integrar a los comunes [distintas fuerzas cercanas a Podemos y al nuevo partido que prepara Ada Colau]. No vamos a actos de diferentes plataformas porque no nos podemos permitir aparecer junto a una bandera no constitucional o un símbolo franquista. Cualquier error se usaría por independentistas que pretenden llevarnos a la extrema derecha. Pero no descarto que, si se comprometen a dominar según qué aspectos en sus filas… ¿por qué no?

P. ¿Pedirá reunirse con Puigdemont? ¿Y con Ada Colau?

R. No, es inútil. Sería una pérdida de tiempo. Mi antecesor le llevó a Puigdemont un documento con los déficits de calidad democrática. Nos recibió por cortesía, pero el escenario ha empeorado. Pedimos ver a Colau hace un año y nos derivaron, pero creo que debería recibirnos ella.

"El peor déficit democrático es el adoctrinamiento de los niños”

P. ¿Cuáles son los peores déficits democráticos?

R. Todos son terribles. El que más me duele y el más peligroso es el adoctrinamiento de los niños. Me refiero a que se explique una historia de Cataluña y de España tergiversadas; que se fomente el odio a los españoles como unos enemigos invasores, como en el caso de los estúpidos farolillos de la cabalgata de Reyes. Y la comunicación está manipulada al subvencionar a los medios de la causa. La gente oye siempre el mismo discurso y al final cala.