Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de peatones fallecidos en accidente se dispara en Barcelona

El pasado año 16 personas , diez más que en 2015, perdieron la vida tras ser atropellados en la capital catalana

La silla de ruedas eléctrica ha quedado bajo el camión
La silla de ruedas eléctrica ha quedado bajo el camión

El número de peatones muertos en accidentes de tráfico en la ciudad de Barcelona pasó de seis en 2015 a 16 el pasado año, un incremento que ha hecho tomar medidas al gobierno municipal. “Diez de estos fallecidos eran personas mayores de 70 años. Por favor, pedimos a la gente mayor que respete escrupulosamente las normas, y a los conductores que tengan especial cuidado con los ancianos”, ha alertado esta mañana el comisionado de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Amadeu Recasens durante la presentación del balance de la accidentalidad de 2016.

El documento ha sido presentado por Recasens junto con la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, y el intendente mayor de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez. Durante el pasado año la policía municipal de Barcelona investigó 9.330 accidentes con víctimas (en 2015 fueron 9.095) en los que hubo que lamentar 12.060 heridos de los que 11.866 fueron graves. En 2015 la cifra de heridos fue de 11.810 de los que 11.595 fueron graves. El número de muertos en accidentes de circulación fue, en 2016, de 28, frente a los 27 de 2015.  Además del incremento del número de peatones fallecidos, también hubo un incremento significativo de ciclistas muertos en accidente que pasaron de cero a tres. En 2016 hubo siete motoristas fallecidos, respecto a 17 en 2015, y un conductor de ciclomotor y otro de un turismo.

La mayoría de peatones fallecidos eran ancianos por lo que Vidal ha teorizado: “No podemos crear un espacio urbano donde ser anciano tenga que ser peligroso”. La concejal de movilidad también ha destacado que la ciudad “neceita mejorar la infraestructura de carril bici, tenemos que trabajar para conseguir más seguridad en las calzadas y será entonces cuando bajemos a los ciclistas de las aceras”.

En cuanto a los lesionados graves, durante el pasado año 194 personas resultaron heridas graves, la mayoría de ellos, 118, eran conductores de vehículos y el 99% de estos motoristas. La estadística con la que trabaja el Consistorio destaca que el incremento más grande de atropellos en el que peatones han resultado heridos graves ha sido el provocado por los taxis que han pasado de un provocar un peatón herido en 2015 a ocho el pasado 2016.

Respecto a las clases de accidentes con víctimas la principal continúa siendo la colisión por alcance -2.436 casos en 2016 respecto a 2.365 en 2015-, el segundo lugar la colisión lateral y en tercero la colisión frontolatera. Por último los atropellos que pasan de 1.190 a 1.237.

Los accidentes en los que el conductor había consumido alcohol se han reducido y han pasado de 189 a 185. Recasens ha destacado que la principal causa de los accidentes es la falta de atención “que en muchos casos está relacionada con el uso del móvil al volante”.

El distrito donde se han producido un mayor número de accidentes vuelve a ser l’Eixample (3.146) y el que menos Gràcia (392).

El comisionado de seguridad ha anunciado que la Guardia Urbana ha adquirido un turismo “no logotipado, con cuatro cámaras que permitirá captar imágenes de los vehículos que cometen infracciones y que trabajará en las zonas donde se registra un mayor número de accidentes”.

El pasado año aumentó un 1,3% el volumen de tráfico en Barcelona. A pesar de ello los usuarios del trasporte público también subieron un 1,2% y la movilidad en bicicleta registró un aumento del 14%.