Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uber comienza a repartir comida a domicilio en Madrid

La compañía de transporte que en España prestan profesionales entregará pedidos de más de 200 restaurantes

El servicio de comida a domicilio está disponible en más de 60 ciudades.
El servicio de comida a domicilio está disponible en más de 60 ciudades.

Uber comienza a transportar comida, además de personas, en Madrid. La compañía estrena hoy en la ciudad su servicio Uber Eats, una aplicación para encargar pedidos a restaurantes y recibirlos a domicilio. La aplicación permitirá elegir los platos de más de 200 establecimientos a través de un dispositivo electrónico (móvil, tableta u ordenador). 

El servicio será gratuito, aunque se prevé una comisión de 2,5 euros para cuando termine el periodo de promoción, aún indeterminado. No se exigirá al cliente un pedido mínimo, pero solo se atenderán peticiones de domicilios que se encuentren dentro de la almendra central de la M-30 y de 12 de la mañana a 12 de la noche.

Los repartidores recibirán 2,4 euros por la recogida, 1,3 euros por la entrega y 0,8 euros por cada kilómetro recorrido

Una vez termine la promoción, el restaurante recibirá el importe de la comida y los 2,5 euros del envío. Será el restaurante el que pague al repartidor y la comisión a Uber por el uso de la tecnología. Los conductores cobrarán 2,4 euros por la recogida, 1,3 euros por la entrega y 0,8 euros adicionales por cada kilómetro recorrido entre el punto de origen y de entrega (importes sin IVA). Según fuentes de la compañía, en la ciudad europea en la que el servicio lleva más tiempo operativo, Londres, los ingresos medios de los repartidores se sitúan en torno a las 10 libras (11,6 euros) por hora.

No hace falta licencia

A diferencia de sus servicios de transporte de pasajeros, Uber no exigirá que sus conductores dispongan de una licencia VTC. Para darse de alta, solo deberán acreditar que son mayores de 18 años, tener permiso de conducir y presentar un justificante del pago de autónomos. En el caso de los repartidores que van en motocicleta, deben presentar también el permiso de circulación del vehículo y el seguro. Al igual que otros servicios de comida a domicilio, está previsto que los repartos se entreguen sobre todo en moto o en bicicleta. 

Uber Eats ya está disponible en otras 65 ciudades, casi la mitad de EE UU. En Europa, está presente en Reino Unido (en las ciudades de Londres, Birmingham y Mánchester), Francia (París, Lyon y Burdeos), Suecia (Estocolmo), Países Bajos (Ámsterdam), Italia (Milán), Dinamarca (Aarhus), Bélgica (Bruselas) y Austria (Viena).

La compañía arrancó el mismo servicio en Barcelona en febrero de 2015, pero lo suspendió al cabo de nueve meses. 

En Madrid, desde marzo del año pasado funciona UberX, pensado para el transporte de viajeros a través de conductores profesionales con licencia. La compañía había abandonado su actividad en 2014 por orden judicial. En España, a diferencia del lugar de origen de la compañía, Estados Unidos, está prohibido que presten servicio conductores no profesionales.

La capital también contaba ya, desde el pasado diciembre, con otra modalidad de transporte, UberONE. Se trata de un servicio para transportar personas a bordo de coches eléctricos de lujo Tesla Model S.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram