La lista de Villares a la dirección de En Marea veta su cargo parlamentario

El exmagistrado tiene no obstante el respaldo de las dos candidaturas alternativas que rechazaron la lista de unidad

Luís Villares, portavoz de En Marea en el Parlamento.
Luís Villares, portavoz de En Marea en el Parlamento.OSCAR CORRAL

El portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, que encabeza una de las tres candidaturas (Máis Alá) que concurren al órgano de dirección de En Marea (principal fuerza de la oposición al gobierno del PP en Galicia) se ha topado con el veto de su propia lista a compatibilizar su labor en la Cámara autonómica con la portavocía del partido. El exmagistrado no ha conseguido su propósito de que se presentase una lista única que “aunase sensibilidades” pero, curiosamente, las otras dos listas que aspiran a obtener representación en el Consello das Mareas a este proceso interno, vinculadas a las formaciones nacionalistas Anova (Somos Quen) y Cerna, escisión de la misma Anova (Queremos Participar), manifiestan en sus respectivos documentos políticos, registrados este lunes ante el comité electoral, el apoyo a Villares para que mantenga ambos cargos. Estos respaldos, sumados al texto del reglamento de elecciones internas, harán posible que el portavoz parlamentario de en Marea lo pueda ser finalmente también del partido. El veto de Máis Alá a compaginar ambos cargos queda claro en un párrafo del documento de su candidatura en el que se detalla que “los portavoces de En Marea en el Parlamento de Galicia y en el Congreso de los Diputados (en este caso es un cargo rotatorio) formarán parte, con voz y sin voto, del Consello de las Mareas y la Coordinadora, donde no ostentarán ninguna de las tres portavocías, que serán ocupadas por dos mujeres y un hombre”. Este texto, incluido in extremis el domingo en el documento político de esta candidatura, según señala Europa Press, generó una de las principales tensiones en el seno de la lista que encabeza el magistrado lucense dado que parte de los integrantes de la candidatura se sumaron a la tesis de la Marea Atlántica (liderada por el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro) de que Villares asumiese el compromiso público de no compatibilizar las representaciones políticas parlamentaria y de partido. Frente a ello, el documento de Queremos Participar, lista que encabeza la exdiputada autonómica Consuelo Martínez, deja claro el respaldo a que Villares se convierta en “portavoz unipersonal dentro de la coordinador de En Marea”. Por su parte, el impulsor de la lista de Somos Quen, Alfonso Diz, ha manifestado también que su candidatura no cuestiona la doble portavocía del magistrado lucense. Las diferencias en los documentos de las distintas candidaturas se hacen extensivas al ámbito territorial. Mientras la lista de Somos Quen, encabezada por el exalcalde de Manzaneda y actual diputado autonómico Davide Rodríguez, apuesta por una comarcalización de En Marea como tarea fundamental y “urgente”, la de Villares es partidaria de la extensión “por todo el país” de la organización. Para esta candidatura -en la que el fundador de Anova, Xosé Manuel Beiras, ocupa el número tres y se incluyen representantes de las mareas municipales de las cuatro provincias gallegas- los objetivos de En Marea no pasan por crear órganos territoriales tanto como por “fomentar la autoorganización de la ciudadanía en el formato de mareas”. El documento político de la lista que encabeza Villares recoge que no se promoverá “en ningún caso” la creación de nuevos referentes locales de En Marea en donde existan mareas municipales como es el caso de las ciudades e donde gobierna (A Coruña, Santiago y Ferrol) o en Vigo, Ourense y otros municipios más pequeños, en donde están en la oposición. Desde este martes y hasta el sábado se celebrará la campaña electoral para las primarias en las que compiten por las distintas opciones tres diputados autonómicos (además de Villares, y Davide Rodríguez, Paula Vázquez, de Cerna. En la votación para el Consello das Mareas cada elector podrá optar por una de las listas que se presentan. De los 35 nombres resultantes (tras la corrección necesaria paridad para que haya al menos 18 mujeres) saldrán los 11 integrantes de la coordinadora, que asumirá las funciones de una ejecutiva convencional que asumirá el mandato del máximo órgano entre asambleas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS