Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CON NIÑOS

Sesión de baile y cante con Peppa Pigg y sus amigos

Canciones y clásicos infantiles llenan la cartelera teatral

Momento del musical Peppa Pigg, en el Centro Cultural Fernando Fernan Gómez.
Momento del musical Peppa Pigg, en el Centro Cultural Fernando Fernan Gómez.

Los que tratan con niños, lo saben: no ha nacido animal en este siglo que le haga sombra a Peppa Pig. Esta cerdita es única. Los niños se emocionan al escuchar la sintonía del programa e televisión y ver aparecer ese cuerpecillo rosado. No hay habitación infantil que no tenga su imagen estampada en algún objeto. Desde esta semana, y hasta el 8 de enero, Peppa Pig Big Splash llena el Teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa (Plaza de Colón, 4; entradas entre los 8 y los 10 euros), una obra de marionetas que ha seducido ya a 350.000 espectadores en todo el mundo (es un montaje adaptado).

Los personajes más populares de la serie y los amigos de Peppa —Pedro Pony, Danny Dog y Susy Sheep y su hermano, el cerdito, George— proponen a los más pequeños (está recomendada para niños de 2 a 6 años) un recorrido por sus canciones más populares. El montaje, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, dura 90 minutos y nos traslada al mundo de los famosos animales que en esta ocasión tienen la misión de arreglar el techo de su escuela. Para hacerlo, nuestra querida cochinita organiza una feria escolar para hacerse con el dinero necesario para tamaña misión. Cada uno de sus colegas tendrá un papel en ella y en mitad de sus idas y venidas, participarán en una competición de charcos de barro, cuyo jurado será el señor Potato.

Marioneta de la obra de 'Sirenita'. ampliar foto
Marioneta de la obra de 'Sirenita'.

Cuentos reinventados

Pero para los que busquen teatro con marionetas menos convencionales, el Corral de Comedias de Alcalá de Henares (Plaza de Cervantes, 15) presenta Sirenita (29 y 30 de diciembre), la obra ganadora del premio FETEN 2016 al teatro de títeres. La historia revisita el clásico y son sus muñecos, hechos con materiales reciclados, los que cuentan “la historia de una chica valiente, que no depende del príncipe para hacerse dueña de su vida”, apunta la directora, Eva Soriano. “Hay que cambiar la visión de las historias de siempre, en las que los papeles ya no pueden ser los de antes”.

Y otro clásico reinventado: La ratita presumida. Centro estético (en el Teatro Cofidis Alcázar hasta el 7 de enero; calle de Alcalá, 20). En esta versión, la popular roedora es dueña de un establecimiento por el que pasan todo tipo de personajes de cierta actualidad. “Se habla, sin hablar, de bancos, de hipotecas, de ladrones...”, bromea David Ávila,responsable del montaje. En esta línea de trabajar relatos infantiles “que no parezcan para niños”, explica Jorge Ahijado, se presenta Esos locos fantasmas (Pequeño Teatro Gran Vía; Gran Vía, 66; desde 16 euros). Para Ahijado, autor de la obra, la propuesta “tiene la valentía de alejarse de los clichés”.

Nadie se ha olvidado, sin embargo, de los amantes de las historias de toda la vida. En el Teatro Nuevo Alcalá (Calle de Jorge Juan, 62) programa toda la Navidad Hansel y Gretel y Caperucita Roja. La oferta de clásicos se completa con El Mago de Oz, que se sube a las tablas de Teseo Teatro (Ronda de Segovia, 61; hasta el 2 de enero). Además, el Ayuntamiento de Madrid programa distintas obras infantiles en El Retiro (26 de diciembre; 18.00; gratis) como El soplador de estrellas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram