Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inmersión digital

Instalaciones y audiovisuales a 360º marcan las sexta edición del MIRA festival

Un momento de la edición del año pasado del festival.
Un momento de la edición del año pasado del festival.

Lo digital atrae cada día más. Lo demuestra el paulatino crecimiento del MIRA Digital Arts Festival, que inaugura este jueves su sexta edición en la fábrica de creación Fabra i Coats con una jornada de actividades gratuitas y un programa cada vez más amplio y diversificado. La principal novedad son las tres instalaciones inmersivas de gran formato, creadas por tres de los estudios de diseño de Barcelona con más proyección internacional, que añaden más de 1.500 metros cuadrados al espacio habitual del festival. “Estrenamos una instalación computerizada formada por cinco brazos robóticos, normalmente utilizados en la industria farmacéutica y metalmecánica, que junto con un montaje de láser y espejos crean un envolvente juego de patrones geométricos, luces y reflejos”, explica Jordi Pont, director artístico del estudio barcelonés Onionlab, que exhibe Al_Vectors, un proyecto sobre la inteligencia artificial aplicada a la búsqueda de luz.

Especializado en montajes monumentales para el espacio público, Onionlab lleva 12 años compaginando encargos comerciales con proyectos artísticos de investigación. “La libertad artística nos permite experimentar con lo que nunca se ha visto y nunca se ha hecho, nos permite empujar nuestros límites y los de las herramientas tecnológicas, ampliando nuestro bagaje para poder realizar también otro tipo de trabajos”, explica Pont. Le acompañan Playmodes con Cluster, una pieza que genera un discurso audiovisual en tiempo real, transformando el espacio en algo abstracto a través de la luz y el sonido y Hamill Industries con Vortex, una matriz geométrica suspendida de cajas de luz que se iluminan en sincronía creando remolinos de humo que inundan el espacio y rodean el espectador.

Otra novedad es una galería de arte digital que reúne una obras representativas de diversas corrientes de la creación digital: realidad virtual, mapping 3D y también impresiones sobre papel. “Con cada edición hemos ido definiendo una línea fuerte que une el arte sonoro y visual en experiencias estéticas inmersivas”, indica Oriol Pastor, director de MIRA, aludiendo también al Dome, una cúpula que ofrece una visión a 360º de proyecciones y espectáculos en directo. “La realidad virtual ha provocado un gran impacto, pero suele ser una experiencia individual, mientras que el Dome permite una vivencia compartida por más de 150 personas”, explica el director del festival, destacando que el mapping está siendo relegado a las fiestas populares, mientras que se afianza una tendencia centrada en el uso de leds, láser, luz y humo, como demuestra el extenso circuito internacional de festivales de la luz que va de Sidney a Kobe pasando por Helsinki, Ámsterdam y Lyon, entre muchos otros.

MIRA, que se clausurará al amanecer del domingo, programará en total más de 30 actividades, incluidos 20 shows audiovisuales (13 estrenos en España y cinco comisariados por el festival). “Como programadores tenemos una doble función acoger y provocar, es decir no sólo presentar proyectos sino también impulsarlos, con ideas y coproducciones”, concluye Pastor.