BULLIYNG

Primera condena contra la Generalitat por no frenar un caso de acoso escolar

Un juzgado de Tarragona impone al departamento de Enseñanza indemnizar a un menor con 3.800 euros

Alumnos de primero y cuarto de ESO en un colegio de Barcelona.
Alumnos de primero y cuarto de ESO en un colegio de Barcelona.ALBERT GARCIA

El Departamento de Enseñanza de la Generalitat deberá indemnizar con 3.820 euros a un menor que sufrió acoso escolar en un colegio de El Vendrell (Baix Penedès). Un juzgado de Tarragona ha dado la razón a la familia del niño, que presentó una denuncia alegando que ni la escuela ni el departamento habían hecho nada para evitar el maltrato que los compañeros de clase dispensaban al chico. La Generalitat acepta el fallo y no presentará recurso. Es la primera sentencia condenatoria que recae contra el departamento de Enseñanza por un caso de acoso escolar, también conocido como bullying.

Más información

El menor, que ya no reside en El Vendrell, sufrió agresiones, burlas y provocaciones por parte de sus compañeros de clase desde P-4 hasta Tercero de Primaria. Golpes, empujones desde el tobogán y dejarlo confinado en los lavabos fueron algunas de las vejaciones que tuvo que soportar el chico. Estudiaba en la escuela Pla de Mar, de Coma-ruga, y pese a los reiterados avisos de los padres, el centro no activó ningún protocolo para tratar el asunto ni tampoco tramitó la intervención de ningún psicólogo o mediador. Los maestros nunca apreciaron nada extraño y atribuían las quejas a un afán "sobreprotector" de la madre. La sentencia reprocha que el centro no adoptara "todas las medidas que hubieran sido deseables" para frenar el hostigamiento y concluye que aquel maltrato tuvo consecuencias traumáticas para el niño.

Antes de acudir al juzgado contencioso, la familia ya presentó una reclamación al departamento, pero le fue denegada.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50