Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena quiere peatonalizar parte de la Gran Vía antes de 2019

La alcaldesa esboza en el foro 'Sociedad civil y cambio global' lo que puede ser su plan estrella para modificar el rostro de la capital

La Gran Vía fue cortada al tráfico el 18 de septiembre con motivo de la Semana de la Movilidad. Ampliar foto
La Gran Vía fue cortada al tráfico el 18 de septiembre con motivo de la Semana de la Movilidad.

Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid, anunció este jueves que aspira a peatonalizar "gran parte" de la Gran Vía antes de 2019, cuando finaliza su mandato. La regidora de la capital de España avanzó su plan durante las jornadas Sociedad civil y cambio global, organizadas por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS. Carmena, que ya ha puesto en marcha planes para cerrar al tráfico más calles del centro de la capital, busca alternativas para reducir el tráfico en la Gran Vía y ampliar sus aceras, atestadas de peatones.

La alcaldesa anunció su proyecto durante un rápido diálogo con la periodista Pepa Bueno en el marco de las conferencias organizadas por este diario y la Universidad Autónoma en la facultad de derecho del campus de Cantoblanco.

-¿Veremos peatonal el centro de Madrid?

-Sí

-¿Cuándo?

-Pues ya está. Ahora vamos a ir a un poquito más y después irá otra vez a otro poquito más.

-¿Qué es lo más ambicioso que imagina Manuela Carmena?

-Una Gran Vía peatonalizada.

-¿Antes de final de mandato?

-Si, a mí me gustaría que una gran parte de la Gran Vía fuera peatonalizada dentro de tres años. (...) Vamos a seguir haciendo todo para cerrar el centro. Es interesante estudiarlo en profundidad.

MÁS INFORMACIÓN

La conversión de la Gran Vía en peatonal ha estado hasta ahora solo virtualmente sobre la mesa del gobierno municipal. En el pasado mes de mayo, el Ayuntamiento abrió los plazos para votar a qué proyectos destinar 60 millones de euros reservados en el presupuesto del año que viene. Entre estos proyectos estaban la construcción de carriles bici, bibliotecas, nuevos bancos y fuentes, e incluso la conversión de la Gran Vía en un bulevar (con una zona peatonal ajardinada en el centro) o en completamente peatonal.

La propuesta ciudadana de peatonalización de la Gran Vía contaba, entre sus peculiaridades, con la construcción de un "tranvía antiguo" sobre su actual asfaltado. "La gran afluencia de público a la emblemática y madrileña Gran Vía es motivo suficiente para que esta vía se dedicará en exclusiva al peatón, nacional y extranjero, con un tranvía antiguo", rezaba la propuesta depositada en la web de Madrid Decide, que obtuvo solo 65 votos de apoyos, con lo que fue finalmente archivada.

La alcaldesa ha esbozado este jueves un proyecto que, de momento, había sido desmentido en reiteradas ocasiones por el responsable del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. El edil anunció la futura restricción del acceso de vehículos a los no residentes en gran parte del distrito centro, pero señaló que la Gran Vía no entraba en el plan.

Otros proyectos

La posible peatonalización de la Gran Vía se añadiría a otras medidas que el gobierno de Ahora Madrid tiene pensado, o ya ha ejecutado, para reducir la contaminación en la ciudad. Entre ellas, destacan el cierre al tráfico en el Paseo del Prado los domingos por la mañana, o los planes para reformar la Plaza de España.

En este último caso, el Consistorio presentó 70 proyectos, todos vinculados, entre otras cosas, a la peatonalización de la calle Bailén. La alcaldesa de Madrid explicó durante la inauguración de este primera fase de selección (los proyectos serán votados por un jurado técnico y, posteriormente, las dos ideas más puntuadas llegarán a una final, en la que los madrileños decidirán la ganadora) que "hay pocas capitales en el mundo que justo su centro neurálgico sea verde". "Esto es lo que va a aportar Madrid", agregó.

El Ayuntamiento también anunció a finales del año pasado que procederá a la peatonalización de la calles de Carretas, que une la Puerta del Sol con la plaza de Jacinto Benavente. Asimismo, estudia remodelar la calle Atocha, cuyas aceras serán más anchas y cuya calzada incluirá un carril bici. La obra, en este último caso, estaba presupuestada en 15,3 millones y debería concluir en 2017.

El gran eje comercial de la capital

En los últimos veinte años, la cara de la Gran Vía cambió radicalmente tras la llegada de las grandes cadenas comerciales, que paulatinamente sustituyeron a los cines, los almacenes y los hoteles. Inditex abrió su primera tienda a finales de los ochenta, a las que siguieron las de H&M, Mango y Primark. La cadena irlandesa desembarcó en la Gran Vía el año pasado con la tienda más grande de España.

Las salas de teatros y cines han ido incorporando en las fachadas de sus edificios pantallas que funcionan noche y día sin interrupción. Y con la ampliación de los horarios comerciales, el gran eje comercial de la capital se ha convertido en la calle más luminosa, lo que ha permitido que hoy en día esté poblada y activa prácticamente a todas horas.

La Gran Vía es la calle con más peatones de Madrid, seguida por Preciados, según datos de TC-Street, que mide las personas que andan por la ciudad a través de células fotoeléctricas instaladas en las aceras.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información