Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Unidos por una causa justa: las personas

Este 9 d'Octubre tiene que ser una fecha histórica, en la que todos los valencianos y valencianas, de cualquier comarca, de cualquier ideología, se unan

El pasado 5 de octubre, los representantes de las instituciones valencianas y de toda la sociedad civil realizamos un gran acto en Madrid, un acto de afirmación de nuestra voluntad para reclamar aquello que nos pertenece por derecho. Este 9 d'Octubre tiene que ser una fecha histórica, en la que todos los valencianos y valencianas, de cualquier comarca, de cualquier ideología, se unan para hacer un frente común en esa defensa de nuestros derechos.

Tal como dije en Madrid, lo recuerdo en estas líneas: hemos sido siempre un pueblo solidario y leal con el resto de pueblos de nuestro estado y en la época de bonanza económica, la de hace algunos años o hace algunas décadas, hemos sido motor de la economía del conjunto español. En la actualidad, nuestra situación no es la mejor, y, sin embargo, seguimos siendo igual de leales y de solidarios, aunque la prosperidad valenciana no existe, como tampoco existe una igualdad y una equidad que, desde la humildad, exigimos.

Nuestra situación desde hace algún tiempo no es la mejor. Estamos empobrecidos, nuestra renta por habitante es la menor de todas de la media estatal y somos los que menos recibimos. Nuestra voz se ha alzado porque no queremos ser más que otros, pero tampoco que otros sean más que nosotros.

Ahora ha llegado el momento de decir las cosas con claridad. Llevamos mucho tiempo siendo maltratados por el gobierno central y queremos que eso se acabe ya. Nos hemos puesto en pie y vamos unidos en esa reclamación justa, porque es una reclamación que tiene nombre y apellidos, tiene rostro, tiene pasado y futuro. Esa reclamación son las personas que, en su conjunto, forman nuestro gran pueblo, son esas personas que quieren ser tratadas con igualdad de condiciones, quieren vivir y progresar en nuestra tierra.

Sin caer en la autocomplacencia o el autobombo, he de recordar que primero fueron les Corts Valencianes la que iniciaron esta reivindicación que reclama un nuevo modelo de financiación autonómica que no nos penalice. Luego ha sido el Consell y toda la sociedad valenciana los que se ha sumado al manifiesto que reclama una financiación que suponga una manera de entendernos con el Estado desde la realidad y la sinceridad.

Está en juego nuestra autonomía. La misma que en 1977 reclamábamos valencianos y valencianas de todos los colores políticos. Seamos realistas, después de tantos años, necesitamos dinero para la sanidad, para la educación, para las políticas de empleo, para el medio ambiente . Y sin dinero, sin autonomía financiera nunca tendremos esa autonomía política que tanto costó y tanto significa para un pueblo con tanta historia e importancia como el nuestro. Ahora más que nunca, "tots a una veu".

Enric Morera i Català és President de les Corts Valencianes.

Más información

  • Síndic de Comptes: “Somos pobres y aportamos más de lo que recibimos”
  • La financiación valenciana: ¿Qué damos y qué recibimos?