Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a Catalunya Ràdio de incitar con un tuit a la violencia

Andrea Levy denuncia que un programa preguntó a los oyentes si estaban dispuestos a impedir "físicamente" el juicio de Mas

Andrea Levy, en una imagen de archivo.
Andrea Levy, en una imagen de archivo. EFE

Andrea Levy, vicesecretaria de estudios y programas del PP, ha solicitado la comparecencia en el Parlament del director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, después de que el programa Catalunya Vespre, emitido en la noche del lunes, preguntara a sus oyentes si estarían dispuestos a impedir físicamente que el expresidente Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsejera y diputada Irene Rigau sean juzgados por su implicación en la consulta participativa del 9-N. Levy ha difundido en su queja el tuit del programa en el que se lee literalmente: “¿Estáis dispuestos a impedir físicamente que juzguen a Mas, Ortega y Rigau?” junto a las opciones de “sí” o “no”. Catalunya Ràdio ha lamentado que se haya descontextualizado el mensaje al sostener que solo se pretendió compartir la idea de un tertuliano con la audiencia al tiempo que niega que la radio pública quiera incitar a la violencia.

En un comunicado emitido por el Partido Popular, Levy anuncia que ha presentado también una batería de preguntas al presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales al considerarlo el “máximo responsable de la deriva partidista y sin complejos”, dice, “de los medios públicos en Cataluña. El contenido del tuit demuestra, según la diputada al Parlament, que Catalunya Ràdio se ha convertido en una “radio de guerrilla revolucionaria” y no un servicio público que atienda “al interés general”. “No solo cuestiona la justicia, lo que ya denota un talante claramente antidemocrático, sino que invita a la ciudadanía a comportarse de manera violenta, cuestión gravísima e intolerable”.

Una portavoz de la CCMA ha sostenido que la intención del programa, que se emite desde las 21.00 a las 23.00 horas, era “exclusivamente” recabar la opinión que tenía la audiencia sobre la sugerencia que realizó un tertuliano –Xavier Vendrell, exconsejero de ERC en el Tripartito- y que debe situarse en ese contexto. Pese a todo, admiten que la redacción del tuit da pie a “interpretaciones” que no eran las que se pretendían. La misma portavoz ha recordado que el programa ya aclaró que la noche del lunes que no había la menor intención de “incitar a la violencia” y que solo pretendían compartir la propuesta del tertuliano con la audiencia. “Lamentamos que se ha interpretado de forma descontextualizada lo que no era. Desde Catalunya Ràdio no hay intención de incitar a la violencia ni de entorpecer el libre desarrollo de la justicia”, señalan las mismas fuentes.

El tuit de las 13:53.
El tuit de las 13:53.

Sin embargo, la versión de Catalunya Ràdio no concuerda con la secuencia de los tuits porque el que ha difundido el PP está fechado a las 13.35 horas y tenía hasta esa hora 1.841 votos. El pantallazo refleja que llevaba ya 53 retweets y 14 me gusta. En la cuenta del programa, a las 22.35 horas, ya llevaba acumulados 2.491 votos y precisaba que quedaban 9 horas para acabar la votación. Fuentes de Catalunya Ràdio señalan que no entienden por qué en la captura de pantalla del PP sale que el tuit se hizo a las 13.35. La emisora defiende que la encuesta se publicó por la tarde. Según la versión de la cadena, la idea de hacer la pregunta salió a raíz de la intervención de Vendrell. Catalunya Vespre lo cuenta en su página web en una entrada con el título "El tuit que quería fomentar la participación sale de aquí".

La Fiscalía ha acordado solicitar 10 años de inhabilitación para Mas y nueve para Ortega y Rigau como supuestos autores de dos delitos de desobediencia y prevaricación por haber organizado la consulta participativa del 9-N en 2014, que no era vinculante. El mismo Mas calificó los hechos de “salvajada”, dijo que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se comportaba como un ministro de Franco y señaló que era un "honor" su proceso por haber atendido el mandato democrático del Parlament.

En su reflexión, Levy señala que la cuestión planteada por el programa requiere una respuesta “rápida y contundente” del director de la radio si quiere mantener el carácter “neutral” del medio público que dirige. “Cada vez más vemos como los medios catalanes son utilizados como instrumentos al servicio de la propaganda y la agitación y no lo vamos a tolerar”, señala Levy que ha invitado a todos los partidos a lanzar una “condena unánime” por haber incitado a los oyentes a emprender “acciones violentas”.