Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora del PSdeG, afín a Sánchez, decidida a resistir tras su caída

Su presidenta, Pilar Cancela, que apoyó al exsecretario general en el Comité Federal, no ve razón para dimitir: "En momentos así es cuando uno tiene que hacer su papel"

Leiceaga, Sánchez y Cancela, durante un acto en Oroso (A Coruña).
Leiceaga, Sánchez y Cancela, durante un acto en Oroso (A Coruña).

La caída de Pedro Sánchez al frente del PSOE supone un duro golpe para la dirección provisional que lleva las riendas del partido en Galicia desde la pasada primavera. La presidenta de la gestora del PSdeG, Pilar Cancela, que fue nombrada por el equipo de Sánchez tras la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro por sus imputaciones por corrupción, ha anunciado este domingo que seguirá al frente de los socialistas gallegos hasta que se renueve la cúpula a través de unas primarias y un congreso, unas citas que no tienen todavía fecha pero que se demorarán hasta después del congreso federal del PSOE.

Cancela, miembro del Comité Federal del PSOE y que este sábado votó a favor de Sánchez, ha rechazado que la gestora tenga que presentar su dimisión, según explica en declaraciones a Europa Press. La presidenta de este órgano sostiene que la gestora tiene "un cometido concreto", que "es la convocatoria del correspondiente congreso gallego con unas primarias previas". Para Cancela, "no hay ninguna causa para dimitir" ya que "en momentos así es cuando uno tiene que hacer el papel que le corresponde".

Cancela ha defendido su apoyo a Sánchez en el crítico Comité Federal del sábado como un "mandato de la militancia", ya que, sostiene, a favor del ya exsecretario general están una mayoría de las agrupaciones y bases socialistas de Galicia. "A partir de ahora, cada uno tendrá que explicar cuál fue su posicionamiento allí y por qué adoptó esa postura", ha señalado la dirigente del PSdeG. Representantes del sector crítico con la gestora, vencedor en el Comité Federal, han advertido, sin embargo, en declaraciones a Europa Press, que la situación de la dirección provisional es ahora "insostenible".

La insólita guerra civil vivida en el PSOE tras las elecciones gallegas dejan el partido especialmente fracturado en Galicia, un territorio que se ha quedado además sin representación en la gestora nombrada después de la dimisión de Sánchez. Xoaquín Fernández Leiceaga, el candidato a la Xunta elegido mayoritariamente por las bases en contra del criterio de relevantes barones del partido como Abel Caballero pero con el respaldo de Sánchez, ha cosechado los peores resultados en la historia del PSdeG y no ha podido evitar el sorpasso de En Marea. Las voces críticas con su campaña ya se han alzado dentro del partido y algunas le han pedido públicamente incluso a Leiceaga que dé un paso atrás y no sea siquiera portavoz parlamentario de los socialistas tras la derrota. Él, de momento, guarda silencio.

El exsecretario general del PSdeG Pachi Vázquez ha calificado este domingo de "trauma" el Comité Federal del PSOE que ha acabado con la dimisión de Sánchez. Vázquez, posicionado contra el dimisionario y, a su vez, contra la gestora que dirige a los socialistas gallegos, ha acusado a Sánchez de "tensionar" el partido de forma "innecesaria". En una entrevista en la Cadena Cope, ha reconocido que ahora la gestora tendrá que elegir entre intentar un gobierno alternativo "con Podemos, ERC, CDC y Bildu", unas terceras elecciones o dejar gobernar al PP: "Tienen que elegir entre estas tres fórmulas la que sea la menos traumática para España, la menos traumática para el partido y pensando que ninguna de las tres es una fórmula que guste a ningún socialista".

Más información