Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sala Hiroshima se vuelve más internacional

El 55% de las propuestas de su tercera temporada provienen de 12 países diferentes

La bailarina suiza Yasmine Hugonnet en 'Le Récital des Postures'.
La bailarina suiza Yasmine Hugonnet en 'Le Récital des Postures'.

Al epígrafe “independiente” de la Sala Hiroshima de Barcelona se suma el de “internacional” en su tercera temporada, que compagina la oferta cultural habitual con propuestas de artistas emergentes de otros 12 países, desde Francia a Noruega hasta Estados Unidos. “Queremos priorizar la calidad ante la cantidad”, puntualiza su director, Gaston Core. Tras un año y medio de vida, la sala —que reunió a 12.000 espectadores, 173 funciones y 70 espectáculos durante ese tiempo— consolida su vocación internacional con un 55% de espectáculos externos.

“Es una programación cerrada hasta mayo y hemos dejado huecos para dejar la puerta abierta a otras propuestas que surjan de manera espontánea”, indica el director de la sala. La danza de Le Récital des Postures, donde el cuerpo de la bailarina suiza Yasmine Hugonnet se convertirá en una partitura de posturas, abrirá la temporada el sábado. Sobre el espectáculo inaugural, de aires minimalistas, Core explica que “realmente es como ver un concierto físico en silencio”.

Estrenos

Pero ese silencio dará paso a conciertos teatralizados como el de la banda madrileña Nerval en febrero. Según Core: “Uno de los objetivos de la sala es apoyar escenas híbridas con fuerte presencia de la música en vivo que no tendrían cabida en otros espacios y que necesitan un escenario de sala de teatro”. Estos conciertos se englobarán en ciclos como LST —que explora la intersección entre música y cine— o el de Nits de Sang, donde se combinan con las artes visuales y las performance. Sin embargo, la apuesta seguirá siendo las obras internacionales.

Otras piezas que podrán verse en esta temporada serán el estreno de coreografías del italiano Marco D’Agostin, de la compañía francesa Cie Divergences; la performance del artista suizo Daniel Hellmann o la danza del portugués Joao dos Santos. También destacan las propuestas internacionales del artista noruego Gisle Martens Meyer que llevará a cabo su espectáculo multimedia There is no here, here. Dentro de la programación, esta propuesta se engloba en el concepto Hiroshima Heats para volver a reponer obras que funcionaron entre el público —que llenaron la media de un 65% de ocupación en las dos temporadas pasadas— o son representativas de la línea de la sala.