Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Seprona encuentra veneno en la reserva del bisonte decapitado

La Guardia Civil investiga si podría ser la causa de la enfermedad de la manada

El bisonte Saurón, que apareció decapitado el viernes.

Los agentes del Seprona que se han hecho cargo de la investigación sobre el bisonte hallado muerto y decapitado en la reserva de Valdeserrillas en la localidad valenciana de Benagéber han hallado una bola que podría llevar veneno y que podría ser la causa de la enfermedad de la manada.

El macho alfa de la manada de bisontes europeos de la Reserva de Valdeserrillas (Valencia), de 800 kilos, fue encontrado decapitado el pasado viernes y otros tres ejemplares han desaparecido. Además, el resto de los miembros de la manada, compuesta por un total de 12 machos de Bison bonasus, se encuentran enfermos con diarreas.

No es la única línea de investigación abierta sobre el caso, ha confirmado este martes el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, quien ha relatado que en la reserva había nueve bisontes.

Cerca del bisonte decapitado, llamado Saurón, había otros cinco ejemplares, ha dicho Moragues, y quedan otros tres que están en paradero desconocido y se están "intentando localizar".

El Seprona investiga ahora una bola hallada en los alrededores de la finca que "posiblemente podía tener veneno", y una de las líneas de investigación que se está desarrollando es "que hubiesen sido objeto de envenenamiento".

Sauron, en una imagen de archivo.
Sauron, en una imagen de archivo.

Los agentes continúan con la búsqueda de los ejemplares desaparecidos y tratan de esclarecer el origen y las causas del suceso. Por ello, están inspeccionando las fincas colindantes y hablando con agricultores y propietarios de los terrenos cercanos a la reserva, si bien Moragues ha resaltado que Valdeserrillas es una finca "vallada y acotada".

Los primeros ejemplares de bisonte llegaron a mediados de 2015 a la reserva de Valdeserrillas, un espacio natural enclavado en el interior de la provincia de Valencia. Una empresa se encarga desde entonces de gestionar la llegada y adaptación de esta especie mediante visitas y safaris fotográficos.

Más información