Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El veto de la CUP impide nombrar a la directora de la Hacienda catalana

Olga Tomàs, la persona propuesta, se echa atrás después de las críticas de los anticapitalistas

El presidente Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras.
El presidente Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras.

El Gobierno catalán tiene problemas para fichar al futuro director de la Agencia Tributaria de Cataluña, el embrión de una de las llamadas “estructuras de Estado”, la Hacienda catalana. Olga Tomàs, la persona propuesta para ese cargo el pasado lunes por el Departamento de Economía, ha rechazado la propuesta de su nombramiento argumentando “razones personales” al no generar el “consenso necesario”. Las divergencias sobre su nombramiento no se producen en el seno del Ejecutivo catalán, sino que proceden de la CUP, su socio parlamentario.

Economía propuso el nombre de Tomàs después de que la hasta ahora directora de la Agencia Tributaria, Teresa Ribas, anunciara su marcha como gerente al Instituto Municipal de Hacienda de Barcelona. Fuentes consultadas explicaban ayer que Ribas no se veía en condiciones de asumir el despliegue competencial al que tendrá que someterse la organización en los próximos meses. Ante esa marcha, Junqueras apostó por Tomàs para que asumiera el cargo. Conocía la agencia, ya que era la responsable de su desarrollo territorial, y estaba de acuerdo en asumir la dirección.

Pero el miércoles, la propuesta de su nombre recibió el primer desplante de la CUP cuando la diputada Eulàlia Reguant señaló que un nombramiento de ese tipo tendría que resolverse mediante concurso público y no a dedo. Según fuentes del Gobierno catalán, fue entonces cuando Tomàs decidió rechazar el nombramiento al temer que la asunción del cargo podía ponerla en el disparadero. Las críticas se agravaron el domingo. Un comunicado de la CUP del Pallars subrayaba “la sombra de la duda” que pesaba sobre Tomàs, a la que se vinculaba con el caso ITV, por el que está imputado Oriol Pujol Ferrusola.

‘Caso ITV’

Supuestamente el hijo del expresidente Pujol intentó utilizar su influencia para beneficiar a gente próxima en la adjudicación de autorizaciones para explotar estaciones de inspección técnica de vehículos. Tomàs, según denuncia el partido anticapitalista, trabajó en diferentes etapas a la sombra de Pujol Ferrussola y de otro de los imputados en la trama de las ITV, Josep Tous.

Fuentes del Gobierno catalán admitieron ayer que el nombre de Tomàs quizás tendría que haberse consultado a los anticapitalistas antes de proponerlo para evitar una situación como la actual. El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, explicó ayer que en pocas semanas se hará una nueva propuesta, esta vez consensuada, para un organismo clave para una supuesta Cataluña independiente. El Parlament ha empezado a elaborar la ley de la Hacienda catalana.

La Generalitat buscará ahora otro perfil para dirigir la Hacienda catalana, que se quedará sin dirección a finales de este mes, cuando se prevé que Teresa Ribas abandone la agencia autonómica para ir al Ayuntamiento de Barcelona.