Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CIE deja libre al interno con problemas mentales

La policía no puedo materializar la expulsión por el estado de alteración del hombre

El CIE de Zona Franca.
El CIE de Zona Franca.

El interno con problemas mentales ingresado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zona Franca fue liberado el jueves. La Policía Nacional dejó en libertad a Houcein, de 42 años, porque no pudo materializar la expulsión. El hombre ingresó en el CIE por orden del juzgado penal 3 de Vilanova y la Geltrú, que conmutó una condena por robo por la deportación a su país. La plataforma Tanquem els CIE denunció que Houcein padecía problemas mentales, y acababa de salir del psiquiátrico de Sant Boi cuando fue detenido.

Fuentes policiales aseguraron que no pudieron deportar a Houcein por su estado de excitación, recogió la agencia Efe. Según esas mismas fuentes, los agentes intentaron el jueves embarcar al interno en un avión que debía partir hacia Marruecos. Pero el estado de agresividad y alteración con el que reaccionó desaconsejó finalmente, por motivos de seguridad, culminar el trámite de repatriación.

El hombre llevaba 23 días recluido en el centro de extranjeros, y solo podría haber permanecido allí 17 días más, ya que el máximo que establece la ley son 40. La policía no reingresó al Houcein en las instalaciones de nuevo porque el juez decretó que, en el caso de que no fuese posible su expulsión, quedase de otra vez en libertad.

El ingreso de este inmigrante en situación irregular en el CIE de la Zona Franca de Barcelona, donde protagonizó al menos un intento de suicidio, ha sido objeto de críticas en los últimos días por parte del Ayuntamiento de Barcelona, además de por Tanquem els CIE. También el Síndic de Greuges abrió una investigación por lo sucedido, y la defensora del pueblo, Soledad Becerril, requirió información sobre el caso.

A pesar de las quejas por sus trastornos mentales, el juez encargado del control del recinto, el titular del juzgado de instrucción 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, desestimó la petición de Tanquem els CIE de que fuese trasladado a un centro psiquiátrico. Aguirre aseguró que el interno recibía una atención adecuada. El interno fue evaluado en un hospital psiquiátrico, que descartó que reuniera las condiciones para su internamiento, por lo que se le ingresó en una habitación del CIE con vigilancia permanente para evitar que pudiera intentar de nuevo su suicidio, y con la visita diaria de un médico.

Tanquem els CIE celebró la puesta en libertad de Houcein, y aseguró que en parte se debía a la presión social que se había generado en torno al caso. También lamentó “el sufrimiento inútil al que ha estado sometida esta persona durante 23 largos días”. El caso valió también para que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidiese una vez más a través de Twitter el cierre definitivo de la instalación.