Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se buscan turistas melómanos

Poco público en el Palau en un notable concierto del Nexus Piano Duo del Festival Mas i Mas

El duo Nexus Piano en una actuación anterior en el Palau.
El duo Nexus Piano en una actuación anterior en el Palau.

Ver el Palau de la Música casi vacío cuando faltan cinco minutos para que comience un concierto no es una visión agradable, ni para los músicos que actúan ni para los pocos espectadores desperdigados por la gran sala del templo modernista. Tampoco lo es para los organizadores del evento, pero así son las cosas en esta ciudad abarrotada de turistas a los que la oferta melómana estival parece interesarles bien poco; apenas 300 espectadores acudieron el lunes a un concierto del Festival Mas i Mas a cargo del brillante Nexus Piano Duo.

Por las mañanas, las visitas guiadas al Palau atraen una legión de turistas, pero pocos se animan a comprar una entrada para asistir a un concierto. Y eso que el San Miguel Mas i Mas Festival intenta seducir a los turistas melómanos y a los barceloneses que no están de vacaciones con una potente oferta jazzística y una serie de conciertos de música clásica en el Palau y el Born Centre de Cultura i Memòria que este año dan especial relieve al compositor catalán Enric Granados en el centenario de su muerte.

Precisamente con una de las dos únicas obras de Granados para piano a cuatro manos, En la Aldea, abrieron el concierto el dúo integrado por los pianistas Mireia Fornells y Joan Miquel Hernández. A pesar del sencillo encanto melódico, la atmósfera era fría, pero el público, concentrado en las primeras filas de la platea —el segundo piso del Palau permaneció cerrado— fue entrando poco a poco en una muy atractiva panorámica de la música española para piano a cuatro manos y para dos pianos.

El dominio de autores catalanes fue abrumador en el programa: una selección de conocidas piezas de la Suite española, op. 47 de Isaac Albéniz y la brillante transcripción para dos pianos de Navarra realizada por Frank Marshall, dos obras de Xavier Montsalvatge y la citada suite de Granados coparon una velada que se cerró con Manuel de Falla.

Se disfrutó en Albéniz el vigor rítmico y el vuelo melódico popular en versiones atentas al detalle y muy bien equilibradas, sin efectismos ni concesiones. La musicalidad, el cuidado en las dinámicas, el relieve en las líneas y la fantasía en el color animan las interpretaciones del Nexus Piano Duo, fruto de la complicidad y el dominio técnico.

Como dúo de pianos dieron garbo y fino encanto al chotis, la habanera y el vals-jota que integran los Tres divertiments de Montsalvatge e hicieron música con mayúsculas en otra inspirada partitura del compositor catalán, Barcelona blues.

Artísticamente fue un buen concierto que merecía más público: el que acudió aplaudió con ganas a lo largo de una velada que fue a más y acabó con el brillo único de Falla y sus más conocidas danzas de La vida breve y El amor brujo. El encanto se prolongó con varias propinas, entre ellas piezas poco conocidas de Albéniz y Granados.

Un recital de la pianista Martina Filjak (29 de agosto) y el concierto de clausura a cargo del gran guitarrista y compositor Manolo Sanlúcar (1 de septiembre) cierran la oferta en el Palau del Mas i Mas Festival, cuya agenda de conciertos en el Jamboree Jazz Club, la sala Tarantos y el Born presenta atractivas veladas hasta el 4 de septiembre.