Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barrio de Sants toma el relevo de Gràcia con unas fiestas menos masificadas

La calle de Sagunt se impone a las 17 calles que participan en el concurso de decorados

La calle Alcolea de Baix, en Sants, decorada con el tema de la película 'Star Wars'.
La calle Alcolea de Baix, en Sants, decorada con el tema de la película 'Star Wars'.

La receta es la misma: unas cuantas calles decoradas con temas festivos, actividades y talleres por la tarde, conciertos por la noche, bebidas para aguantar el calor de agosto y un poco de incivismo molesto. Pero el sabor es distinto: en la fiesta mayor del barrio barcelonés de Sants, que se celebra del 20 al 28 de agosto, los vecinos aseguran que "se puede pasear tranquilo por las calles, a diferencia de en las de Gràcia".

Sants, que lleva 35 años celebrando sus fiestas justo una semana después que Gràcia, nunca se ha sentido "a la sombra" de la fiesta mayor más masificada de Barcelona. Pilar Solà, una veterana de la decoración de la calle de Finlàndia, se muestra orgullosa de que sus fiestas sean "más familiares", mientras que cree que en Gràcia son "más turísticas: lo que hay allí es más parecido a un negocio".

Lo cierto es que hay mucha menos gente y, según los vecinos, esto tiene sus ventajas. Mientras en Gràcia se esperan cada año unos dos millones de visitantes y muchos residentes deciden irse durante la semana, en Sants las calles solo se llenan, parcialmente, en los conciertos nocturnos. Si en Gràcia la gran afluencia de gente obliga a organizar las visitas con circuitos cerrados, en Sants "uno puede pasear como quiera", explica una vecina, Maria Plaza. "Aquí las actividades para la gente mayor se pueden hacer sin turistas mirando, y los niños pueden jugar sin problemas", añade.

Una preocupación común en las dos fiestas es el incivismo. En Gràcia, la presencia de vigilantes en las calles y las intensas campañas para concienciar sobre el respeto a las decoraciones minimizan el impacto de una afluencia tan grande de visitantes. Pero en Sants ya se han producido los primeros destrozos y desapariciones: alguien ha robado un gran Astérix del decorado de la calle de Guadiana, y en la calle de Galileo también se echa de menos a un personaje de Monstruos S. A. "Yo misma rescaté de madrugada uno de nuestros personajes, que unos chavales se estaban llevando", cuenta Núria Lladó, vecina de la calle de Finlàndia, ambientada en el mercado de la Boquería.

Los decorados son la atracción principal, en especial el ganador del concurso de este año, el de la calle de Sagunt, ambientada en un poblado indígena americano. El segundo premio ha ido para la calle de Alcolea de Baix y su imponente Halcón Milenario de la película Star Wars. La medalla de bronce ha sido para la plaza de la Farga y la fábrica de Willy Wonka que ha recreado.

El espacio en el que se concentran la mayor parte de los eventos y conciertos es el Parque de la España Industrial, donde además tendrán lugar las actividades organizadas por las llamadas Fiestas Alternativas, incluidas en el programa. Después de una semana de conciertos como los de The Strombers, Miquel del Roig o Arrels de Gràcia, las fiestas terminaran el domingo con el tradicional correfoc.