El independentismo avisa que no acatarán al Constitucional

Pascal dice que la respuesta a la decisión del Constitucional sobre Forcadell es "más democracia y más Parlament"

Marta Pascal, coordinadora del Partit Demòcrata Català en un acto este domingo.
Marta Pascal, coordinadora del Partit Demòcrata Català en un acto este domingo.

El Pleno del Tribunal Constitucional mantendrá hoy una reunión para decidir qué medidas toma contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por haber ignorado su aviso para que no permitiera debatir la resolución que empieza a desplegar la declaración de proceso independentista del 9-N ya declarada inconstitucional. El Gobierno se mostró el viernes partidario de abrir la vía penal. Marta Pascal, coordinadora del Partido Demòcrata Català, dijo ayer que la única respuesta a la “amenaza” es “más democracia y más Parlament”. Benet Salellas, diputado de la CUP, avisó que no piensan “acatar” nada que proceda del Constitucional ya sean inhabilitaciones o multas.

Más información
Forcadell se va de vacaciones 10 días a Etiopía en medio de la tormenta política
Munté ve inaudito que Forcadell pueda ser inhabilitada
El Parlament aprueba la vía unilateral y desobedece al Constitucional

El Alto Tribunal puede elegir hoy entre cuatro medidas, según el artículo 92 de la ley que regula ese organismo, reformada el año pasado por el PP en medio de un alud de críticas de la oposición.Los magistrados pueden imponer una multa de 3.000 a 30.000 euros a quienes hayan desoído sus sentencias; acordar la suspensión de sus funciones de los afectados "durante el tiempo preciso"; requerir al Gobierno "colaboración" para ejecutar sus resoluciones o bien "deducir el oportuno testimonio de particulares para exigir la responsabilidad penal que pudiera corresponder". Este último punto es el que aprobó instar el Consejo de Ministros después de estudiar las diferentes opciones que le planteó la Abogacía del Estado. Esta vía penal implicaría acudir al Ministerio Fiscal por si debe de impulsar una causa similar a la de la consulta del 9-N.

El Boletín Oficial del Parlament informó que Forcadell delegará sus funciones en Lluís Corominas, vicepresidente de la Cámara y diputado de Junts pel Sí, a partir de este miércoles al 13 para pasar unas vacaciones en Etiopía. Ese es el plan de la presidenta y no prevé alterarlo. Forcadell ya reiteró después de concluir el periodo de sesiones que no había hecho nada más que ordenar el debate de la Cámara y aplicar la máxima de que el Pleno es soberano y que no hay ningún tribunal por encima de él.

Compás de espera para el grupo propio

Las Mesas del Congreso y Senado se reúnen hoy para decidir si dan luz verde a los dos grupos parlamentarios solicitados por el Partit Demòcrata Català (PDC), la antigua Convergència, después de que se aplazase su aprobación por las “dudas” que existen en torno a su constitución. La del Senado anunciará su decisión hoy mismo. Las Mesas del Congreso y el Senado acordaron el pasado miércoles aplazar su decisión. Ana Pastor, presidenta del Congreso, justificó el aplazamiento en la necesidad de que los ocho diputados de CDC argumentasen de forma más detallada su solicitud y ante una situación “inédita”, la del cambio de nombre del partido.

Los partidos independentistas estarán hoy pendientes de la resolución del Alto Tribunal pero durante este fin de semana han salido en tromba en defensa de Forcadell y de la Cámara. Marta Pascal, coordinadora general de PDC, avisó ayer de la repercusión de la decisión que tome el Constitucional: “Haga lo que haga, el mundo lo sabrá y el Estado español se deberá explicar. Si la única respuesta que sabe dar es amenazar la democracia, responderemos con más Parlament, más democracia y más gente convencida”.

La postura de Pascal es la misma que ofreció el sábado el presidente Carles Puigdemont y el viernes la consejera y portavoz, Neus Munté, que tildó de "inaudito" que Forcadell pueda ser inhabilitada por autorizar un debate sobre las conclusiones de un proceso constituyente. Ese documento incorpora la posibilidad de aplicar un "mecanismo unilateral" para avanzar en el proceso secesionista sin el permiso del Estado. No lo cita el texto pero sobreentiende que son dos vías: un referéndum unilateral o una declaración unilateral si los secesionistas vencen en las elecciones.

La CUP avanzó que no piensan acatar “nada” que venga del TC y que quiera limitar la soberanía de Cataluña. "¿Hay inhabilitaciones? Afrontaremos inhabilitaciones ¿Hay multas? Multas. Lo que tenemos entre manos es tan importante que sus decisiones ni nos dan miedo, ni sirven para parar este embate", dijo Benet Salellas. El diputado de la CUP participó ayer, junto a Gabriel Rufián, diputado de ERC, en un acto de apoyo a Forcadell. Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, avisó que no aceptará "que ningún Tribunal Constitucional ni ningún Gobierno español determine quién tiene que ser y quién no el hombre o mujer que presida el Parlament. En el momento en que decida hacer el gesto de soberanía, la ciudadanía y las entidades estarán a su lado".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS