Minuto de silencio en el Ayuntamiento, Comunidad y la Delegación del Gobierno por el atentado de Niza

Las banderas ondearán a media asta durante los dos próximos días

Minuto de silencio ante la sede del Ayuntamiento, en Cibeles.
Minuto de silencio ante la sede del Ayuntamiento, en Cibeles.Kike Para

Las instituciones madrileñas mostraron esta mañana su apoyo a Francia tras el atentado terrorista ocurrido anoche en Niza y que hasta el momento se ha cobrado la vida de 84 personas. Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid junto con la Delegación del Gobierno, entre otras Administraciones y empresas, guardaron sendos minutos de silencio como muestra de condolencia.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, condenó la "agresión brutal" perpetrada la pasada noche en Francia tras guardar este mediodía un minuto de silencio junto con los representantes de todos los grupos políticos en el Ayuntamiento y trabajadores del Consistorio.

Al término del minuto de silencio, en frente de la fachada principal del palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento, donde ondea a media asta la bandera de España, todos los presentes aplaudieron en señal de solidaridad con las víctimas. Axelle Laroye, francesa de 20 años, lucía devastada junto a su madre y sus abuelos, que vinieron a visitarla "unos días". Laroye estudia "negocios" y es becaria en la capital en la multinacional Orange. Al terminar el minuto de silencio se sentía -y se veía- "muy triste". Su abuelo apenas podía contener las lágrimas. Los ojos rojos e hinchados, la cara compungida. Un nudo en la garganta que casi no les permitía replicar que no hablaban español. El dolor en carne viva.

Poco antes de asistir a la presentación de los resultados de proceso de los presupuestos participativos del Ayuntamiento, Carmena, acompañada por la esposa del embajador de Francia, afirmó que "no es el momento para hablar de refuerzos de la seguridad, sino un momento de solidaridad y de expresar con toda la fuerza el rechazo ante estas agresiones brutales e irracionales que acaban con la vida de tantas personas".

La alcaldesa informó además de que el Ayuntamiento ha convocado dos días de luto por el atentado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, acompañada de los consejeros de su gobierno y de los portavoces de la Asamblea, guardó un minuto de silencio junto a la cónsul de Francia. Cifuentes expresó "el cariño y la solidaridad de todos los madrileños" hacia el "pueblo hermano francés" en un momento de dolor, y ofreció "toda la colaboración de Madrid y de España" para acabar con la lacra del terrorismo.

"Tenemos que seguir adelante condenando estos terribles atentados que lo que hacen es golpear el corazón de las sociedades civilizadas", aclaró Cifuentes junto a la cónsul francesa en Madrid, Christine Toudic, visiblemente afectada y que prefirió no hacer declaraciones. "En Madrid comprendemos muy bien cómo se siente, porque también hemos sido víctimas del terrorismo yihadista", según Cifuentes que llamó a la unidad y la coordinación de todos los países europeos.

Preguntada sobre el riesgo de atentados en España, Cifuentes recordó que el nivel cuatro de alerta antiterrorista, que se mantiene desde hace un año, se refuerza con una mayor vigilancia en aeropuertos, estaciones o lugares de aglomeración tras un ataque de estas características.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa y el subdelegado, Luis Martínez-Sicluna participó, junto a funcionarios de la Delegación, en el minuto de silencio que se guardó en memoria de los fallecidos y heridos en el brutal atentado acontecido en la ciudad francesa de Niza.

Al finalizar el minuto de recuerdo Dancausa manifestó que “hoy es un día de profundo dolor, en el que nuestros pensamientos están con los heridos y los familiares de las víctimas de este terrible atentado”. La delegada mostró su solidaridad con Francia, a la que el Gobierno ofreció la "máxima colaboración" para luchar contra el terrorismo". 

Por último, Dancausa lanzó un mensaje de tranquilidad y confianza en la extraordinaria labor que están realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ejército para garantizar nuestra seguridad.

"Recepción a las víctimas de Niza"

No muy lejos de Cibeles, en la embajada de Francia (c/ Salustiano Olozaga, 9) empezaban a llegar las primeras muestras de condolencia en forma de ramos de flores y velas. Con cuentagotas fueron adornando la verja de la delegación junto a un cartel rezaba en francés "Recepción a las víctimas de Niza". Las mismas flores que no hace tanto daban la bienvenida a la delegación, tras el brutal atentado del Bataclan, el pasado noviembre.

Tras el minuto de silencio, Corinna Danielete, italiana, acudió con su hijo pequeño a la puerta de la embajada a encender unas velas. Pronto se derrumbó. Entre lágrimas, la chica de Údine, que lleva "un año" en la capital, explicó que es su deber el de todos "explicar a sus hijos lo que está pasando, transmitir valores de amor y respeto". Lo que está pasando es una "locura", concluyó.

Tras ella, Almudena Cros, presidenta de la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales (AABI), dejó unas flores en la embajada. Ataviada con la bandera de la República, a Cros, el atentado le tocó "la fibra", especialmente porque ocurriera el 14 de julio, el día nacional del país. La madrileña resumió entre sollozos que la república es "sagrada" y que a las familias y a los niños "no se les toca". Es lo "peor que nos podían hacer", resumió, y terminó por recordar a los 9.000 brigadistas que Francia envió para ayudar a la República en la Guerra Civil española. "Les debemos mucho", concluyó. Y se fue con el puño en alto en señal de apoyo y respeto a la República.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS