Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona prohíbe la circulación de ‘segways’ en el frente marítimo

Las empresas de rutas con los patinetes de moda consideran que "pagan justos por pecadores"

'Segways' en el frente marítimo de Barcelona.
'Segways' en el frente marítimo de Barcelona.

La proliferación de todo tipo de sistemas de movilidad personal (triciclos, bici-taxis, bicis de reparto, patinetes a motor, ruedas motorizadas, segways...) ha llevado al Ayuntamiento de Barcelona a preparar una nueva regulación para ordenar su circulación. Con todo, y en vistas a la afluencia masiva de gente en las playas durante el verano, el Consistorio se ha avanzado y ha prohibido la circulación de segways en el frente marítimo: entre el hotel Vela y el puerto Olímpico. Los bici-taxis (trixis y rickshaws) ya tienen prohibida la circulación en verano por esta zona. Las multas por circular por la zona prohibida serán de 90 euros y en caso de actitud incívica pueden superar los mil euros.

Una decena de empresas organizan 'tours' por la playa

Water sports, Euro Segway, Barcelona Segway Days, Fun, Glides, Tour, Barcelona Sun and Segway... En la ciudad hay una decena de empresas que ofrecen tours para turistas. Y uno de sus productos estrella es precisamente el recorrido paralelo a la playa de la ciudad. El Ayuntamiento tiene controladas siete empresas que suman 136 segways.
Empresas como Barcelona Segway Tour, que en su página web se presenta como quien ofrece los "tours oficiales" con este vehículo, Ofrece un recorrido de hora y media entre el Barrio Gótico y el mar por 59 euros. Salen de sus oficinas en el paseo de Lluís Companys, van hasta la Vila Olímpica y acaban en el hotel Vela.

La prohibición de los segways, de la que las empresas consultadas han asegurado no tener conocimiento, busca "descongestionar el espacio del frente marítimo y evitar una presión excesiva sobre los vecinos de esta zona" y se hará efectiva modificando los permisos de circulación que hasta ahora se daban a las empresas que los alquilan. Sobre el resto de vehículos de movilidad personal (VMP), se restringirá su circulación y se vigilará que no circulen otros artefactos no homologados.

El cerco a los VMP no homologados afectará especialmente a los patinetes eléctricos. El consistorio no puede prohibir su circulación a través de los permisos de las rutas organizadas, porque suelen alquilarse sin guía, pero avisa de que velará porque no circulen en paralelo a la playa. "La mayoría no están homologados", advierten fuentes municipales, conocedoras de que en la Barceloneta hay varias tiendas que los alquilan.

"Es una medida provisional mientras se avanza en el proceso para consensuar la ordenación de vehículos de movilidad personal y los ciclos de más de dos ruedas en toda la ciudad", ha informado el Consistorio en una nota. Las bicis quedan excuidas de estas medidas, porque ya se rigen por la ordenanza de circulación.

Desde la asociación MITS (Movilidad y Turismo Sostenible, en sus siglas en catalán), su secretario, Santi Torrent ha reconocido que el anuncio les "ha pillado a traspié". La entidad agrupa a siete empresas de rutas con segways, bicis eléctricas, transporte en bicicleta y bici taxis. Torrent ha considerado que con esta norma "pagan justos por pecadores, porque los tours guiados son precisamente los que están regulados y llevan un guía profesional". "Se confunden y lo meten todo en el mismo saco porque [el segway] es lo más visible. Si hay que aplicarlo a alguien es a los patinetes eléctricos, que son los que más conflictos generan", ha lamentado.

El gobierno municipal, que apuesta por priorizar los desplazamientos andando, en bicicleta y transporte público, entiende que los nuevos vehículos "facilitan otro tipo de movilidad que debe convivir con los tradicionales, pero también generan disfunciones en algunos puntos como Ciutat Vella", el distrito más presionado de la ciudad. Por ello trabaja en incluirles en la ordenanza de circulación de peatones y vehículos. Una ordenanza que, como todas, prevé un régimen sancionador para quien no la cumpla.

Más información