Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento avisa a Vueling de que no tiene suficientes aviones para el verano

El ministerio constata "una posible falta de recursos" de la aerolínea para cubrir las 700 operaciones diarias previstas durante este verano

Retrasos en los vuelos.  Colas de pasajeros de Vueling en el El Prat de Barcelona. MASSIMILIANO MINOCRI ATLAS

El Ministerio de Fomento obligó este lunes a Vueling a presentar un plan de contingencia que garantice que podrá llevar a cabo todas las operaciones previstas para este verano. Lo hizo tras constatar una "posible falta de recursos" de la aerolínea para cubrir las 700 operaciones diarias previstas para los próximos meses. La Generalitat de Cataluña, con quien también se reunió la cúpula de la compañía tras el caos en Barcelona, también consideró que los aviones alquilados para afrontar la crisis son insuficientes y hará que Vueling le rinda cuentas cada semana.

Tras cuatro días de caos en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, a los responsables de Vueling les tocó este lunes dar explicaciones a todo el mundo: a los ciudadanos, a los trabajadores, a la Generalitat y al ministerio de Fomento. La compañía admitió los "fallos de organización" que denuncian los sindicatos y aseguró que se ha reforzado con más aviones y pilotos para volver a la normalidad. Sin embargo, si para la aerolínea del grupo IAG el origen de esos errores estaba en las huelgas de controladores aéreos de Francia, para los sindicatos los paros dieron solo la puntilla a una "nefasta gestión y planificación" que efectuó la anterior dirección de la compañía.

Por la tarde, las Administraciones central y catalana desempataron la situación. Ambas advirtieron de que Vueling podría no tener suficientes medios para hacer frente al volumen de operaciones previstas para este verano (700 diarias, de las cuales 400 en Barcelona). El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, aseguró que así lo determina una evaluación técnica realizada por Aviación Civil y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Cancelaciones por la huelga de controladores franceses

Los usuarios de Vueling sufrirán hoy nuevas cancelaciones por la huelga de controladores franceses. La aerolínea informó este lunes que prevé anular 40 vuelos, de los cuales 18 tenían origen o destino Barcelona y 22 a otros aeropuertos españoles, en concreto Valencia, Alicante, Palma de Mallorca, Málaga, Ibiza y Sevilla.

La protesta, que arrancará hoy a las 19.00 y culminará a las 6.00 del miércoles, afectará a otras aerolíneas. Iberia anunció la cancelación de seis vuelos que debían sobrevolar el cielo francés, en concreto de la ruta Madrid-Londres y Madrid-París.También Ryanair anunció que deberá cancelar 102 vuelos sobre Francia para el martes, lo cual supone dejar en tierra 18.000 pasajeros. Otros 100.000 sufrirán retrasos.

Por otra parte, la organización de consumidores Ceaccu recomendó este lunes a los afectados por las cancelaciones y retrasos acudir a los tribunales y puso a disposición de los usuarios un modelo de demanda judicial gratuito para reclamar una compensación económica por los perjuicios sufridos.

En la reunión que mantuvieron la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, y el presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, Fomento reclamó a la aerolínea un plan de contingencia con todos los aviones y las tripulaciones con las que cuentan para realizar los vuelos planificados en julio, agosto y septiembre. Este programa, que deberá mandarse de inmediato, será "examinado a fondo". Antes del encuentro, Pastor había avisado a la compañía que su ministerio, que de momento ha abierto expediente a la aerolínea, actuará con "la contundencia de la ley" y recalcó que "incumplir los derechos de los pasajeros no sale gratis a nadie". "Estamos completamente enfocados en revertir esta situación", afirmó tras la reunión Sánchez-Prieto, quien se disculpó de nuevo a los usuarios afectados.

A la misma hora, dos miembros de la cúpula directiva de Vueling se reunieron con los consejeros de la Generalitat Josep Rull y Jordi Baiget. Los directivos expusieron que para reducir las incidencias han contratado a 34 pilotos —lo cual supone 17 tripulaciones más— y han alquilado seis aviones. Además, Vueling se comprometió a incrementar los tiempos de escala de 35 a 45 minutos.

El consejero de Territorio, Josep Rull, consideró insuficientes los aviones alquilados y recordó que la compañía tuvo un beneficio de 95,3 millones de euros el año pasado. "Esto se resuelve con más inversión", afirmó Rull, quien advirtió de que si no hay más capacidad que esas seis aeronaves, la compañía quedará en una situación de "debilidad".

Posible nuevo colapso

La Administración catalana está especialmente preocupada tras el caos generado en El Prat desde el pasado jueves, puesto que teme que sea la antesala de otro colapso, y peor, para el periodo de entre el 15 de julio y el 15 de agosto. Esos meses son los más fuertes para el aeropuerto de Barcelona dado el volumen de turistas que llegan tanto a la capital catalana como a las costas.

Ante ese temor, la Generalitat ha creado una comisión de seguimiento de la operativa de Vueling compuesta por dirigentes de la Administración y de la aerolínea, que se reunirá cada semana. Para la primera reunión, avanzó Rull, la aerolínea deberá llevar una relación con todos los afectados por el caos, especificando cuántos usuarios perdieron vuelos de conexión.

La Generalitat también aprovechó para lanzar un dardo a la Administración central. Rull aplaudió la "firmeza" que mostró este lunes la ministra Ana Pastor, pero afeó a AESA no haber actuado antes si sabía que Vueling no podría "llenar todos los slots" asignados. La Agencia Catalana de Consumo, dependiente de la Generalitat, decidió instalar varios mostradores de reclamación en el aeropuerto.

La situación en El Prat mejoró este lunes respecto a los últimos días al registrar, según informó anoche un portavoz de la compañía, solo la cancelación de un vuelo Barcelona-Bruselas y otro en dirección contraria. La compañía, sin embargo, siguió arrastrando retrasos, como un vuelo con destino a Atenas que debía salir el domingo a las 23.55 y que finalmente lo hizo este lunes a las 18.30.

Más información