Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Un nuevo modelo de convivencia echa a andar en el distrito Centro

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid defiende el proyecto de policía comunitaria

Vista aérea de Lavapiés, en una imagen de archivo.
Vista aérea de Lavapiés, en una imagen de archivo.

En 2010 el Ayuntamiento de Madrid contrató la elaboración de un magnífico estudio para la puesta en marcha de lo que pretendía ser el Programa Comunitario de Seguridad y Justicia en el Distrito Centro. Como tantos planes y maquetas de aquellos años, el proyecto fue olvidado una vez presentado y sus conclusiones convenientemente archivadas en lo más profundo de los cajones de quienes por entonces ostentaban responsabilidades de gobierno. Pero cuando, como es el caso, los estudios no se hacen en un laboratorio, sino que se cuenta con la participación activa de la ciudadanía, ésta lo recuerda y demanda su aplicación. Por ello, ha sido un empeño prioritario del nuevo equipo de gobierno del Distrito Centro rescatarlo y, en colaboración con el Área de Gobierno de Salud y Seguridad, implementarlo en forma de proyecto piloto en el barrio de Lavapiés, una de las zonas más socialmente complejas y con mayores potencialidades para afrontar con éxito este reto. Es una satisfacción haber comenzado las tareas de actualización y puesta en funcionamiento de sus grupos de trabajo, dándolo a conocer en los máximos órganos con los que cuanta el Distrito en la materia: la Junta y el Consejo Local de Seguridad.

Las cifras de delincuencia puestas de manifiesto tanto por varios cuerpos policiales eran buenas comparadas con otros centros urbanos. Sin embargo, algunos problemas sociales en el Distrito se han agravado por un aumento de población. También, y como consecuencia de una política pública nefasta en materia de vivienda, se ha generado un aumento de la apropiación ilegal de pisos vacíos por desahucios de los bancos, por mafias y grupos de tráfico de drogas.

Por ello, el proyecto en el barrio de Lavapiés reúne las mejores prácticas e innovaciones internacionales y las combina para conseguir una gestión de la seguridad y convivencia a través de la elaboración de auditorías participativas, incluyendo vecinos, agentes y expertas de la seguridad y la convivencia en el barrio, así como análisis conjunto de vías de actuación; apoyo y fortalecimiento de la coordinación de los servicios comunitarios de todos los sectores relacionados con la prevención de la inseguridad y la promoción de la convivencia.

El policía, en este modelo, debe conocer y ser conocido por todos. Se centra en las causas y dinámicas sociales de los problemas de seguridad de forma proactiva incluyendo la prevención y la promoción de la seguridad ciudadana.

En definitiva, en Lavapiés se ha comenzado un camino que espero sirva como referencia para promover en la ciudad de Madrid una metodología de seguridad ciudadana y convivencia más adaptadas a nuestra sociedad compleja, diversa, interconectada y tecnológica.

José Javier Barbero es el delegado del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información