Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de vecinos de Olot aprueba abolir los ‘correbous’

El alcalde se compromete a respetar la decisión y no programará el espectáculo en la fiesta mayor

Los 'correbous' se celebran en otros sitios de Cataluña, como en Campredó (Tarragona).
Los 'correbous' se celebran en otros sitios de Cataluña, como en Campredó (Tarragona).

Los vecinos de Olot (Garrotxa) votaron este martes mayoritariamente a favor de que la ciudad deje de organizar el correbous durante su fiesta mayor. El 60,06% de los vecinos que han participado en la consulta votaron a favor de dejar de programar el espectáculo taurino el próximo mes de septiembre. Aunque la consulta no es vinculante, el alcalde, Josep Maria Corominas, anunció que su intención es obedecer el mandato popular: “Nadie pregunta a la gente la opinión para luego no hacerles caso. Haremos lo que digan los ciudadanos”.

Entre el 1 de junio y ayer, los 29.068 ciudadanos empadronados en el municipio mayores de 16 años podían ejercer su derecho a voto a través de internet. Finalmente, solo lo han hecho 5.300 vecinos. A favor del veto han votado 3.183, mientras que en contra lo han hecho 1.838 (el 34,68%) y 279 más han emitido un voto en blanco.

El correbous se celebraba en Olot, tradicionalmente, la noche del sábado de las Fiestas del Tura. Pese a que tiene una de las plazas de toros más antiguas, la ciudad se declaró en 2004 antitaurina. El alcalde asegura que, “como vecino”, también votó a favor de dejar de organizar la consulta. “No soy aficionado a este tipo de fiestas, nunca he ido, creo que el debate en cuanto a los derechos de los animales tiene cierto sentido y no creo que a las fiestas del Tura les sea necesario un espectáculo de este tipo”.

El espectáculo se recuperó en 1984, tras 80 años sin hacerse. Sólo se programa la noche del sábado de la fiesta mayor. Consiste en que, dentro del recinto de la plaza, se dejan ir unos bueyes. Una parte del espectáculo lo hacen profesionales y otra parte el público, que puede saltar al ruedo y jugar con los bueyes, al ritmo de la música.