Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes inician el trámite para que las parejas de hecho puedan adoptar

El jefe del Consell lamenta las declaraciones del Arzobispo sobre el feminismo y el colectivo gay

El diputado Fran Ferri coloca una pulsera reivindicativa LGTB al presidente Ximo Puig.
El diputado Fran Ferri coloca una pulsera reivindicativa LGTB al presidente Ximo Puig.

Las Cortes Valencianas han aprobado hoy, con la abstención del PP y Ciudadanos, el trámite para modificar la ley de Uniones de hecho y que este colectivo vea reconocido el derecho de adopción y acogida, independientemente del sexo de las parejas formalizadas. La iniciativa se ha aprobado tras una sesión de control al Consell en la que el presidente Ximo Puig ha lamentado las declaraciones del arzobispo de Valencia críticas con el colectivo gay y las feministas.

La propuesta legislativa, que tiene el criterio favorable del Consell a la tramitación, plantea la introducción de la adopción o acogida para estas parejas, independientemente de si están formadas por personas del mismo o diferente sexo.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha defendido que la iniciativa se permite desarrollar el derecho civil valenciano y amplia los derechos de personas que, en algún momento, han estado discriminadas por leyes injustas. Ferri ha explicado que la modificación legislativa que propone ya está en las leyes de la mayoría de las comunidades autónomas. El diputado de Compromís ha indicado que, al no estar regulada la adopción en la ley valenciana de parejas de hecho, la ley estatal no reconoció hasta 2015 el derecho a la adopción o acogimiento a parejas de diferente sexo.

Ferri, que durante la sesión de control ha puesto una pulsera al presidente Puig reivindicativa de los derechos LGTB, ha admitido que la actual ley de Uniones de hecho está pendiente de un recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional, pero que ello no es motivo para renunciar a seguir legislando en la materia.

Un argumento que ha sido utilizado por el PP y Ciudadanos para abstenerse. La popular María José Catalá ha tachado la iniciativa de propaganda política porque fue el PP el partido que reconoció en 2015 por primera vez el derecho de adopción a las parejas homosexuales.

Una ley de Igualdad

Durante la misma sesión, el jefe del Consell ha rechazado las palabras del arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en defensa de la familia tradicional frente al "imperio gay" y el feminismo y ha anunciado una nueva ley de Igualdad y un plan contra el racismo y la xenofobia.

El presidente ha considerado las declaraciones de Cañizares "impropias de quien ostenta tan alta responsabilidad". "Yo me siento más representado con el papa Francisco, que al ser preguntado por la homosexualidad respondió: ¿quién soy yo para juzgar?", ha agregado Puig.

Para Puig, "la diversidad es más auténtica, más divertida, nos hace libres, personas, es lo que nosotros vamos a defender por encima de todo a pesar de la intolerancia".

Más información